El combate de Jambelí dejó una huella en los familia…
Dispositivo de conducción ósea ayuda a oír a pequeño…
Los altibajos de 25 alcaldes trazaron el rumbo de Quito
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de julio del 2021
Vicepresidente Alfredo Borrero: ‘Con vacunas u…
Argumentos enfrentados sobre el proyecto inmobiliari…
Guayaquil celebra 486 años de Fundación con actos cí…
Muere el asesino serial Rodney Alcalá, sospechoso de…

Ronaldinho volvió a preguntar por Barcelona Sporting Club

Ronaldinho celebra el gol de Damián Díaz anotado a la Universidad de San Martín en la Noche Amarilla jugada en el estadio Monumental. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Ronaldinho celebra el gol de Damián Díaz anotado a la Universidad de San Martín en la Noche Amarilla jugada en el estadio Monumental. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Ronaldinho celebra el gol de Damián Díaz anotado a la Universidad de San Martín en la Noche Amarilla jugada en el estadio Monumental. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El paso de Ronaldinho por Barcelona Sporting Club, en la Noche Amarilla del 2016, fue un hito que aún genera reacciones entre los hinchas del equipo guayaquileño. Además, el jugador parece haberse identificado con el club y estaría pendiente de su rendimiento.

Ecuavisa entrevistó en Brasil a Magú, exjugador de Barcelona SC y quien hizo el nexo entre el club y ‘Dinho’, y él manifestó que el exjugador del ‘Barça’ se interesa por saber los datalles del equipo ecuatoriano.

“Siempre pregunta por Barcelona SC, dice que le gustaría volver a Ecuador y hacer más cosas con el club”, contó Magú. Durante su estancia en el país, el club lo hizo socio honorífico.

A decir de Magú, Ronaldinho quería ir al estadio Vila Belmiro para el juego de mañana, 20 de septiembre, entre los canarios y el Santos, por la Copa Libertadores, sin embargo sus obligaciones comerciales evitaron que eso se cumpla.

“Quería estar en el partido, pero debe cumplir con su agenda en India”, dijo el amigo del exseleccionado brasileño.

La presencia de Ronaldinho en el Monumental fue en éxito en ese año. La taquilla, en ese encuentro ante la Universidad de San Martín de Perú, fue de USD 1 042 000 según el dato oficial de recaudación del conjunto guayaquileño, además de generar otros ingresos por venta de recuerdos, actividades y acuerdos comerciales.