La caminata por mes del orgullo Lgbtiq+ se postergó …
Estos son los cambios con el fin del estado de excepción
La policía impide la marcha del orgullo en Estambul
Precios, abastecimiento: ¿Cómo están los mercados de Quito?
Los hospitales de Cuenca en alerta por falta de oxígeno
Pérdidas económicas por manifestaciones en Ecuador a…
Universidades: Centros emiten comunicados sobre clas…
Seis muertos por desplome de palco de una plaza de t…

Las fotos con las garotas

Fotos con los braslieños. Foto: Marcos Vaca

Fotos con los braslieños. Foto: Marcos Vaca

Hago una suerte de diario fotográfico de este viaje en bus por Brasil. La mayoría de fotos las envío a la web del periódico y las subo a Instagram. Hay un grupo de fotos que evito mostrarlas para que no sean interpretadas de manera equivocada en Ecuador.

Muchos de mis compañeros de viaje han logrado retratarse con las garotas y algunos garotos, como si fueran amigos de toda la vida. No hay ninguna mala intención solo que los lugareños (al menos los que están en los estadios o sitios de concentración) tienen un sentido de hospitalidad con los extranjeros.

La peculiar rutina se repite en los estadios incluso entre seguidores de equipos rivales. Al inicio el proceso era un poco complicado por el idioma o talvez por el temor a una negativa pero ya recorridos 6 000 km la cosa es espontánea.

La palabra clave es “fotinho” y casi siempre se acepta con una sonrisa. He sido el fotógrafo oficial de algunas de estas muestras de compañerismo futbolero. Anoche (23 de junio de 2014) luego del triunfo brasileño, el ambiente era como de carnaval en Copacabana y las fotos no faltaron. Uno de mis compañeros de travesía me pidió que le sacara unas fotos con mi teléfono, el encargo se hizo y el resultado gustó. “Para que saque en el Diario”, dijo con una sonrisa de niño luego de una travesura.

Las baterías del celular y de la cámara se terminaron y ocurrió una de las imágenes que sólo se pueden guardar en la memoria humana. Una familia brasileña, padres y dos niños, pidieron retratarse con un grupo de hinchas de camisetas rojas. En total, en la foto que les hizo alguien más, aparecían ocho personas.

Al final de la escena, los brasileños desearon buena suerte en el juego que tendrán en los octavos de final ambos países. Los de camiseta roja dijeron: “no somos de Chile, somos de Costa Rica“. El padre y los niños brasileños se emocionaron y extendieron su mano derecha y felicitaron a los ‘ticos’.

La escena no está en una foto, pero quizás los niños brasileños sepan más de fútbol y reconozcan que al Mundial no llegan las selecciones a perder los partidos antes de jugarlos.