Chukwueze bailó a los defensas del Real Madrid, en el Bernabéu

Samuel Chukwueze, de Villarreal, celebra tras marcar ante el Real Madrid, durante el partido de Liga en Primera División que Real Madrid y Villarreal CF disputan este sábado 8 de abril, en el estadio Santiago Bernabéu. EFE

Samuel Chukwueze brilló en el estadio Santiago Bernabéu. El nigeriano bailó a los defensas del Real Madrid y fue la figura en el triunfo de su equipo, el Villarreal, por 3-2.

Chukwueze hizo dribles y originó dolores de cabeza a Lucas Vázquez, Alaba, a Militao… Su fútbol lo convirtió en el mejor jugador del partido.

Ahora, las opciones de Champions del Villarreal crecen gracias al segundo triunfo de su historia en el Santiago Bernabéu.

A estas alturas, a 12 puntos de distancia del Barcelona, ni el más optimista hincha que acudió al estadio Bernabéu acudía a los partidos pensando que aún había Liga.

El Villarreal fue mejor. Ganó merecidamente con un show de Chukwueze, que fue la figura del Villarreal ante el Real Madrid.

El Madrid, confiado

El foco del Real Madrid está en sumar la Copa del Rey a los dos títulos ya logrados y dar todo lo que tiene por una nueva gesta en la Liga de Campeones, su competición fetiche.

El impulso de la goleada para la historia del Camp Nou (4-0 ante Barcelona), provocó una salida madridista exuberante de confianza. Sin Kroos ni Modric al mando.

Con descansos selectivos y hasta seis cambios para una apuesta ofensiva con Marco Asensio en la medular, disfrutando al tener mayor protagonismo con balón y espacio para correr.

Show de Chukwueze en Madrid

Los goles del Villarreal fueron de Chukwueze (2) y de José Luis Morales. Por el Real Madrid anotaron Pau Torres (autogol) y Vinícius Júnior.

Y fue así como, siempre con balón, el Villarreal fue ganando confianza. Con una apuesta de Setién de jugar sin 9, zona en la que caía Lo Celso para desubicar a Alaba y Rüdiger, sin referencia en el marcaje.

Con paciencia tras un gol anulado por fuera de juego a Mandy, acariciando el gol Yeremy en un disparo lejano tras la salida fuera del área de Courtois y encontrando el premio con el liderazgo de Chukwueze en una noche inolvidable.

Su posición al límite del fuera de juego anuló en primera instancia el empate, tras asistencia de Chukwueze al disparo de Morales.

Era el paso al desenlace de un partido vistoso, con equipos que siempre buscaron el gol. Cuando el Real Madrid perdonó, siempre a través de Vinícius en la generación de peligro, añorando más mordiente de Rodrygo o Karim, y otra de Asensio que enganchó un pase de Modric.

El acierto lo puso Chukwueze que cerró su exhibición con un zurdazo a la escuadra para enmarcar.

La influencia del VAR

El espectáculo no se podía cerrar sin polémica y la participación del VAR a un penalti señalado por el colegiado que se acabó anulando.

Camavinga cayó, el balón salió disparado hasta que impactó en el brazo de Mendy, resbalando pero apoyado sobre el césped.

El partido terminó con los festejos del Villarreal en el Bernabéu, con un Chukwueze inspirado que no pudieron frenar los jugadores del Real Madrid.


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales