Cuatro sentenciados por asesinato de extranjera en c…
La negociación entre el Gobierno y los indígenas con…
Tránsito colapsó por acto de protesta de gremios de …
Cuenca está sitiada y sin provisiones por el paro
La producción petrolera, a punto de parar por las protestas
Alerta en el país por el abandono del esquema de vac…
Tres factores afectan la producción de cebolla
Cada uno está en su ‘trip’

La final del Campeonato Mundial de Atletismo, el gran reto de Álex Quiñónez

El atleta ecuatoriano Álex Quiñónez venció a Yhoan Blake, el segundo más rápido del planeta, y triunfa en el Florida Relays. Foto: Cortesía Nelson Gutiérrez, entrenador del equipo ecuatoriano de atletismo

El atleta ecuatoriano Álex Quiñónez venció a Yhoan Blake, el segundo más rápido del planeta, y triunfa en el Florida Relays. Foto: Cortesía Nelson Gutiérrez, entrenador del equipo ecuatoriano de atletismo

El atleta ecuatoriano Álex Quiñónez venció a Yhoan Blake, el segundo más rápido del planeta, y triunfa en el Florida Relays. Foto: Cortesía Nelson Gutiérrez, entrenador del equipo ecuatoriano de atletismo

Llegar a la final del Campeonato Mundial de Atletismo en Doha es uno de los objetivos de este año del atleta ecuatoriano Álex Quiñónez, quien ganó la prueba de los 200 metros en Florida, Estados Unidos.

La noche del jueves 29 de marzo de 2019, en el James Pressly Stadium de la Universidad, el ecuatoriano registró 20 segundos y 28 centésimas (20.28). Llegó por delante del jamaiquino Yohan Blake, quien marcó 20.57.

El antillano fue campeón mundial en los 100 metros y en los relevos. “Blake es el segundo mejor corredor de toda la historia en los 200 metros. Su mejor registro es 19.26, que le ubican después de Usain Bolt”, dijo desde Estados Unidos el entrenador Nelson Gutiérrez.

En la carrera de los 200 metros participaron 170 atletas de América, Europa y Asia.

“Era importante abrir la temporada con un buen resultado, y, sobre todo, superar a un atleta que tiene un gran historial deportivo”.

Destacó que su atleta realizó una gran carrera tanto en el aspecto técnico como en el cumplimiento de estrategias. “Vi a Álex muy fuerte, especialmente en la segunda parte de la carrera. Mostró un nivel mejor que el que logró el año pasado”.

Quiñónez permanecerá en Estados Unidos hasta el próximo mes pues este año tiene una agenda extensa: irá al Mundial de Relevos en Japón; desde el 6 de mayo estará en seis o siete fechas de la Liga de Diamantes (circuito atlético que se disputa en Asia y Europa); en julio irá a los Juegos Panamericanos en Lima, Perú; y, el Mundial de Atletismo en Catar.

El esmeraldeño deberá bajar esa marca, pues la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por su nombre en inglés), exige el registro de 20.24 para llegar al Mundial, que se realizará del 27 de septiembre al 6 de octubre en Doha.

El año pasado, terminó sexto en la clasificación mundial. “En las últimas competencias en Europa del 2018, Álex corrió en 20.08 y 20.13”, recordó el entrenador cubano, que lo dirige desde mayo del 2016, cuando se unió al equipo de velocidad por pedido de su amiga de la infancia, la atleta Marizol Landázuri.

“Desde el inicio le dije que si no se compromete no lograría nada. Me puse firme”, recalcó el entrenador, y él no le falló. En estos casi dos años, su progreso deportivo ha sido evidente. Ganó las medallas de oro en Juegos Bolivarianos y Juegos Sudamericanos, los dos primeros escalones del ciclo Olímpico.

Este año irá al Mundial de Atletismo con el objetivo de buscar la final mundial. Será como recordar lo que sucedió en agosto del 2012, cuando fue finalista en los Juegos Olímpicos de Londres. “Ese es el gran objetivo”, dijo Álex, cuando en febrero pasado retornó de España, donde compitió con su club, el Barcelona de ese país, en la Copa del Rey.

Ángela Tenorio durante el Sudamericano Sub 23 de Atletismo que se disputa en Cuenca. Foto: Manuel Quishpe / EL COMERCIO


El viernes 29 de marzo, en cambio, Ángela Tenorio terminó cuarta en los 100 metros planos. La velocista ganó su serie, por un registro de 11.25, el mismo que realizó Elianna Gray, de Estados Unidos. En cambio, Marizol Landázuri no culminó la carrera. “A la altura de los 60 metros se paró, sufrió una contractura. No es una lesión grave, pero tendrá que descansar”.

Por esa lesión, el equipo de relevos no competirá en el Florida Relay, hoy pues solo viajaron cuatro atletas: Landázuri, Tenorio, Anahí Suárez y Marina Poroso. El 20 de abril, será la siguiente carrera para el equipo de postas.

Para ir al Mundial, la marca exigida es 11.15. El año pasado, Ángela Tenorio corrió en 11.01 en los Juegos Sudamericanos de Bolivia. “En las carreras de mayo esperamos lograr esta marca. Estamos en la fase precompetitiva”, dijo el DT.

Las dos velocistas permanecerán en Estados Unidos, pues tienen una agenda similar. Landázuri, además, forma parte del Sporting de Lisboa, con el que competirá en Europa, luego de participar en los Juegos Panamericanos, a los que clasificó el año pasado, tras ganar la medalla de oro en los 100 metros.

Ángela Tenorio tiene asegurado su cupo a los Juegos Panamericanos de Lima. Hace cuatro años ganó la medalla de plata en la edición que se realizó en Toronto.