Transporte, salud y restaurantes aportaron más a la …
18 vehículos, arrastrados por el agua durante lluvia…
Alerta sobre transmisión comunitaria de Ómicron en I…
Lasso y Guarderas estarán en la Sesión Solemne por F…
Detenido en Letonia un parlamentario por protesta an…
¿Ya izó la Bandera de Quito?
Remoción de escombros sigue en Amaguaña, tras deslave
Autos, bus, moto… involucrados en dos siniestr…

Álex Quiñónez quiso retirarse, su amor al deporte pudo más

Álex Quiñónez ganó en los 200 metros en el Campeonato de España de Clubes al Aire Libre. Foto: @atletismoRFEA

La trágica muerte de Álex Quiñónez trunco su sueño de volver a participar en un Mundial de Atletismo. El atleta, que fue asesinado este 22 de octubre de 2021, estuvo cerca de retirarse del deporte, pero resurgió con fuerza en busca de sus sueños.

En el 2017, el esmeraldeño estuvo a punto de oficializar su retiro. Una mala racha de resultados y falta de comunicación con las autoridades deportivas hicieron que se aleje de las pistas.

Fueron atletas Ángela Tenorio y Marisol Landázuri, amigas que hoy lloran su muerte, quienes lo convencieron de regresar a las pistas, se entrenó en Quito con Nelson Gutiérrez y luego consiguió el campeonato en los Juegos Bolivarianos, Sudamericanos y Panamericanos.

El bronce que ganó en el 2019 durante el Mundial de Atletismo, fue su máximo logro, su motivación para llegar a otros Juegos Olímpicos, para superar la hazaña que consiguió en Londres 2012, cuando finalizó en el séptimo lugar, en la misma pista que Usain Bolt.

El ascenso meteórico de Quiñónez, tras su regreso, le sirvió para cumplir su primera meta, llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio. Sin embargo, problemas por la actualización de sus sitios de entrenamiento causaron que no se presente a las pruebas antidopaje, ordenadas por la WADA.

Quiñónez apeló la suspensión, pero el organismo internacional no cambió su decisión. El ecuatoriano dejó atrás ese tema y se alistaba para clasificarse al Mundial de Atletismo, que se realizará en Oregon, en julio de 2022, meta a la que no llegará.

Suplementos digitales