El terrazo es ideal para revestir pisos y paredes. Actualmente también se lo utiliza para fabricar piezas de mobiliario. Fotos: Cortesía Granitec

El terrazo es ideal para revestir pisos y paredes. Actualmente también se lo utiliza para fabricar piezas de mobiliario. Fotos: Cortesía Granitec

Sábado 27 de julio 2019

El terrazo se reinventa para estar de moda

Redacción Construir  (I)
construir@elcomercio.com

Para lograr dinamismo, sensación de profundidad y destellos de luz llega el terrazo al interior y exterior de la vivienda. Se trata de un material compuesto por una base de cemento y restos de granito, vidrio, cuarzo, pero, sobre todo, de mármol molido.

La diseñadora de interiores María Fernanda Jácome cuenta que el terrazo fue protagonista en construcciones realizadas en Venecia entre los siglos XV y XX. Por esa razón se lo identifica como un material clásico. Sin embargo, en la actualidad y gracias a los múltiples patrones y colores el terrazo es ahora un material que gana presencia en construcciones más contemporáneas.

Jácome, por ejemplo, lo incluye en ambientes minimalistas, aunque también lo sugiere en espacios de playa o más rústicos, donde predomine la madera, por ejemplo.
El terrazo, por su composición, figura en la lista de materiales resistentes y durables, y por eso está en pisos de viviendas, centros comerciales, restaurantes. Su versatilidad, en cambio, permite ubicarlo también en paredes y techos. Allí, el fin es netamente decorativo.

Jorge Luis Castro, de Granitec, añade que con ese mismo propósito se lo utiliza en mesas de centro, por ejemplo, o en mesas de restaurantes. Ninguno de los expertos recomienda al terrazo en mesones de cocina, pues se trata de un material bastante poroso.

El color del material depende del tipo de componentes.

El color del material depende del tipo de componentes.

El terrazo, a diferencia de siglos pasados, se elabora con una selección minuciosa de mármoles y de otros componentes para obtener patrones únicos y cautivadores. En Guayaquil incluso hay una especie de tienda experimental en donde los visitantes realizan sus propias mezclas de color y materiales.

Antes, cuenta Jácome, el material se elaboraba con los desechos del mármol y se lo utilizaba, sobre todo, en terrazas, de ahí el nombre terrazo.

Gustaba por el efecto que producía bajo la luz natural. En la actualidad, el terrazo viene en planchas prensadas de 2 x 1,50 metros o en formato de baldosas de 50 x 50 centímetros, pero también se lo puede trabajar como el concreto pulido, según Jácome. “Pocos materiales te permiten trabajarlos así para lograr ese acabado”. Y ahí es cuando se puede lograr el efecto de profundidad.

Este material es versátil y luce con diferentes estilos.

Este material es versátil y luce con diferentes estilos.

Castro cuenta que en Granitec también producen material para cubrir aceras y regeneraciones de alto tráfico. Se los conoce como baldosines.
Antes de comprar terrazo es importante definir el espacio de la vivienda que se revestirá con ese material, pues una sobrecarga puede cansar al habitante. También es importante definir los pigmentos, ya que dependiendo de los tonos se puede destacar hasta el mobiliario de la vivienda.

En el piso, el terrazo otorga sensación de profundidad.

En el piso, el terrazo otorga sensación de profundidad. Cortesía: María Fernanda Jácome 

Un ejemplo: un terrazo palo de rosa, donde predomine el blanco, va a otorgar un contraste de claridad a un mueble de gamuza verde militar con estructura dorada. Este último color puntualizará los destellos del terrazo, “un material rico en propiedades que facilitan al diseñador, arquitecto y constructor a generalizar y profundizar espacios si lo que se busca es dar sentido de dinamismo y juego de brillo”.
¿El costo? Dependerá de los componentes: entre USD 20 y 40 el metro cuadrado.