Cuidar quebradas de Quito es clave para prevenir emergencias
Cómo cuidar su salud ante el fuerte invierno en la C…
Guillermo Lasso hará anuncio sobre jueces que otorga…
El arte callejero ucraniano busca capturar la memori…
En Guayas se registraron 15 muertos por incidentes v…
Tiroteo deja una decena de heridos, en Florida
Encuentran cuerpo de una mujer que estuvo muerta por…
Fuerzas Armadas no descartan casos de nexos con band…

Dos testigos dijeron en juicio de Jorge Yunda que pruebas para covid-19 tenían baja efectividad

Jorge Yunda asistió el 29 de septiembre del 2021 al primer día de la audiencia de juicio en el Complejo Judicial Norte. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

A las 09:00 de este 30 de septiembre del 2021 se instaló el segundo día de audiencia de juicio por presunto peculado en contra del exalcalde Jorge Yunda y 13 personas más.

Durante la diligencia, que se desarrolló en el Complejo Judicial Norte, la Fiscalía reprodujo frente al Tribunal el testimonio de un testigo protegido.

Se trata de un investigador en bioquímica que realizó una valoración sobre la efectividad de las pruebas covid-19, que fueron adquiridas por la Secretaría de Salud del Municipio en la pandemia.

Según las investigaciones de la Fiscalía se adquirieron 100 000 pruebas que no eran PCR sino RT Lamp que “no cumplían con especificaciones técnicas establecidas en el contrato”.

El testigo aseguró que emitió un informe al Municipio donde consta que los tests adquiridos tenían una sensibilidad inferior al 70%, en cambio, la PCR sí alcanza casi un 100%.

Además, el investigador aseguró que esas pruebas no tenían registro sanitario en su país de fabricación y tampoco tenían autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para ser usadas en diagnósticos.

El testimonio de una directora del laboratorio de una universidad de Ecuador también se escuchó el primer día de audiencia (29 de septiembre del 2021). Ella dijo que las pruebas compradas no eran efectivas para diagnosticar el coronavirus.

Sin embargo, María Dolores Miño, abogada de la procesada Linda Guamán, indicó que el análisis de esa Universidad no cuenta con un sustento técnico. La defensora dijo también que ese laboratorio no cuenta con un certificado de calidad ISO y no tiene equipos calibrados.

Además, Miño mencionó la Agencia de Control Sanitario (ARCSA) emitió un informe que confirma que las pruebas adquiridas por el Municipio sí son PCR.

Por la tarde, la diligencia fue suspendida tras un incidente entre los abogados de los procesados. La Fiscalía calificó a este hecho como un intento de dilatación de la audiencia.

"En un intento por dilatar la recepción de testimonios, las defensas técnicas de varios llamados a juicio crearon un incidente, en razón del orden de intervención de los testigos de Fiscalía", señaló la entidad fiscal.