Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

En el sur de Quito hay temor tras el crimen del policía Jorge Chiliguano; sus vecinos protestaron

La marcha duró cerca de 45 minutos y recorrió las calles del barrio. A los vecinos, se sumaron moradores de Guamaní quienes también exigieron más seguridad en su barrio. Foto: EL COMERCIO

La gente llegó con globos blancos y listones negros. Unos portaban carteles en los que reclamaban más seguridad, otros tenían antorchas y cacerolas para hacer ruido. Los vecinos del barrio Nueva Aurora, en el sur de Quito, protagonizaron ayer, jueves 17 de junio del 2021, una marcha pacífica para exigir más seguridad en el sector y para rechazar el asesinato del sargento primero de Policía, Jorge Chiliguano, asesinado el domingo último en el sector.   

“Queremos paz, queremos paz”, coreaba la gente que se concentró cerca de las 17:00 en la Unidad de Policía Comunitaria (UPC), en las calles Luis Chipantiza y Geovanny Benítez. Ahí trabajaba el policía quien murió tras un ataque armado de dos sospechosos que ya fueron detenidos. Otro uniformado, quien recibió una herida de bala en su cabeza, se recupera en una casa de salud.  

“Queremos paz, queremos paz”, coreaba los vecinos de Chilinguano. Foto: EL COMERCIO

Una de las moradoras indicó que en el sector existen personas dedicadas al microtráfico de drogas. “El lugar se ha convertido en un foco de inseguridad. No podemos salir en las noches porque asoman vehículos y personas extrañas”.

A la marcha también acudió la familia de Chiliguano. Su esposa, María Elena Gaibor, indicó que busca justicia por este asesinato. “No voy a descansar, porque esta gente me quitó todo”. Junto a ella estaban sus dos hijas que reclamaron justicia por la muerte de su padre.   

La ciudadanía también pidió aumentar la frecuencia de los patrullajes policiales en la zona. La gente además exigió a la Agencia Metropolitana de Control que erradique el comercio informal en las calles principales.   

La marcha duró cerca de 45 minutos y recorrió las calles del barrio. A los vecinos, se sumaron moradores de Guamaní quienes también exigieron más seguridad en su barrio.