Venta del Banco del Pacífico busca financiar plan de…
Familiares buscan a Estefanía Tipanguano, adolescent…
Vías se cierran por conciertos del Festival Quito Vive
‘A pata – siete cruces’ por fiestas de Quito
Se aprueba informe para primer debate de ley de abor…
Ni perros ni gatos, Irán se plantea prohibir las mascotas
OMS anticipa que Ómicron se propagará como pasó con Delta
800 personas sin mascarilla y 500 botellas de licor,…

Más de millón de medicamentos adulterados decomisados a una banda

Los medicamentos fueron hallados durante allanamientos a propiedades en Quito e Ibarra. Foto: Cortesía

La Policía desarticuló a una presunta organización delictiva dedicada a la fabricación y comercialización de medicamentos caducados y adulterados.  

El viernes 5 de noviembre del 2021 los agentes en un operativo con la Fiscalía General del Estado y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), detectaron más de un millón de unidades de medicamentos falsificados en cinco inmuebles allanados en Quito e Ibarra.

Los fármacos, de nombre comercial sin registro sanitario, iban a ser expendidos a la población y cuyo valor total ascendería a USD 400 000.

En imágenes difundidas a través de redes sociales se observa como los uniformados ingresan a bodegas repletas de cajas con medicamentos.  

Los medicamentos adulterados y caducados estaban guardados en cajas. Foto: Cortesía
Los medicamentos adulterados y caducados estaban guardados en cajas. Foto: Cortesía

Durante esos operativos, la Policía capturó a cuatro personas. Ellos son señalados de formar parte de esa red delictiva. 

En lo que va del año, este sería el descubrimiento de medicamentos irregulares más grande del país y un importante golpe a las mafias que se dedican a la falsificación de fármacos, según Karina Ramírez, directora ejecutiva de Arcsa. 

El artículo 217 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el delito de producción, fabricación, comercialización y distribución de medicamentos caducados con cárcel de tres a cinco años.  

Investigaciones policiales muestran que las medicinas falsas ingresan principalmente desde Colombia, vía terrestre.  

Los sospechosos ingresan estos insumos de manera ilegal por la frontera norte y distribuyen la mercadería en diferentes ciudades del Ecuador.  

Luego, las medicinas son comercializadas a las personas en bazares, tiendas o mercados populares. También hay casos en que las bandas usan las redes sociales para vender esos productos.  

Suplementos digitales