Cuidar quebradas de Quito es clave para prevenir emergencias
Cómo cuidar su salud ante el fuerte invierno en la C…
Guillermo Lasso hará anuncio sobre jueces que otorga…
El arte callejero ucraniano busca capturar la memori…
En Guayas se registraron 15 muertos por incidentes v…
Tiroteo deja una decena de heridos, en Florida
Encuentran cuerpo de una mujer que estuvo muerta por…
Fuerzas Armadas no descartan casos de nexos con band…

Migrante ecuatoriano es acusado de agresiones sexuales en EE.UU.

El migrante ecuatoriano podría enfrentarse a una condena de 25 años de cárcel. Foto: redes sociales

Las autoridades del condado de Suffolk (Nueva York-EE.UU.) presentaron el 29 de noviembre del 2021 cargos por agresiones sexuales en contra de Raúl G., un migrante ecuatoriano de 43 años.

El hombre enfrenta 11 acusaciones entre las que se señalan: "Acto sexual penal en primer grado, robo en segundo grado como un delito mayor de motivación sexual, robo en segundo grado, abuso sexual en primer grado, cuatro cargos de vigilancia ilegal en segundo grado, dos cargos de abuso sexual en tercer grado y no detenerse en una señal de alto", según indica el medio Telemundo47.

Según recoge el medio citado, la Policía y Fiscalía dieron un reporte en el que presuntamente Raúl G. entró a una casa de Suffolk para violentar sexualmente a una mujer que se hallaba dormida, quien tras sufrir el abuso despertó y vio en las cámaras de seguridad cómo su agresor huía en un vehículo.

La mujer llamó al 911 y puso la denuncia ante las autoridades.

Cuatro días después de este hecho la Policía detuvo el auto de Raúl G. por pasarse una señal de Pare. Los oficiales revisaron su celular y hallaron videos en los que se veía al hombre abusar sexualmente de mujeres que estaban "inconscientes".

Además, dicen los agentes de Suffolk, había videos de otra víctima en el mismo departamento en el que presuntamente fue visto huyendo.

Posteriormente la Policía local realizó un allanamiento a la casa del ciudadano ecuatoriano y encontraron 32 teléfonos celulares y 16 licencias de conducir, los cuales se cree pertenecen a sus víctimas.

La investigación de las autoridades indica que Raúl G. "se hacía pasar por un conductor de transporte compartido y recogía a víctimas femeninas antes de abusar sexualmente de ellas".

"G. se ha involucrado en un patrón de comportamiento depredador desde al menos enero de 2019", dijo el fiscal de distrito Timothy Sini a El Diario de Nueva York. "Esto parece que puede ser un caso de abuso sexual en serie", mencionó por su parte el comisionado interino de policía del condado Suffolk, Stuart Cameron al mismo medio.

El acusado enfrenta ahora una condena de 25 años de cárcel. En la audiencia del 29 de noviembre se declaró "no culpable" de los 11 cargos imputados. Su caso se retomará el 6 de enero del 2022.