Asamblea logra ratificarse en observaciones al presu…
Productores denuncian quema de bosques para sembrar maíz
Trabajadoras sexuales exigen que se respete su labor…
Operar el Metro en el 2022, entre las ofertas de Guarderas
Trabajadores tendrán jornada laboral más corta en Em…
Constructores piden al Biess mayor asignación de hip…
Chile aprueba el matrimonio igualitario
Individuos explotaron cajero automático en Sangolquí

Ocho nuevos jueces penitenciarios para Guayas y Azuay

El representante de la Función Judicial, Iván Saquicela, aseguró que existe un déficit de jueces penitenciarios en el país. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El Pleno del Consejo de la Judicatura nombró a ocho nuevos jueces especializados en Garantías Penitenciarias. Este 5 de noviembre del 2021 se conoció que estos magistrados laborarán en las unidades judiciales de Guayas y Azuay.

Esa entidad explicó que esa designación se dio por una “necesidad extraordinaria y emergente” de contar con jueces especializados en esa área.

El pasado 4 de octubre del 2021, el representante de la Función Judicial, Iván Saquicela, aseguró que existe un déficit de jueces penitenciarios en el país. “Este hecho no permite dar trámite en forma eficaz y oportuna a los beneficios penitenciarios, lo que causa el hacinamiento”, indicó.

Antes de esta nueva designación, en Ecuador, había 139 jueces que manejan casos de Garantías Penitenciarias. Sin embargo, solo 11 son especializados en ese tema y el resto son magistrados penales. Esos 11 jueces laboran en Guayas, Pichincha, Manabí y Azuay.

Entre las funciones de estos magistrados está aprobar o rechazar los pedidos de prelibertad. Los detenidos que obtengan ese beneficio podrán salir de la cárcel y hasta completar las penas deben cumplir actividades de inserción familiar, laboral, social y comunitaria. Además, deben portar un grillete electrónico.

Según la Judicatura, los jueces también “serán responsables de la emisión y envío de las boletas de excarcelación de las personas privadas de libertad, que se encuentran cumpliendo la pena en régimen cerrado, semiabierto, abierto o que tengan algún beneficio penitenciario”.

Además, la disposición es que las boletas de excarcelación de las personas privadas de la libertad sean “emitidas y despachadas de manera prioritaria, célere y oportuna”. El objetivo es bajar el hacinamiento en las cárceles del país.

Suplementos digitales