Un concierto de guitarras se desarrolló en Quito
Más de 700 detenidos en protestas en Irán por la mue…
Bloque de búsqueda intensifica acciones para hallar …
La Casa Real británica publica la primera foto de la…
Madre de María Belén Bernal será recibida en el Plen…
Fundación limpia las playas para proteger a las tort…
Se incautan de 391 kilos de cocaína en lubricadora e…
Centro de Erradicación del Trabajo Infantil se inaug…

Dos detenidos con armamento y explosivos en el norte de Guayaquil

Siete cilindros con explosivos fueron hallados en una vivienda. Foto: Policía Nacional

Operativos de la Policía Nacional permitieron la captura de dos hombres, así como el decomiso de armas de fuego y material explosivo. Los detenidos al parecer se dedicaban al alquiler de las armas y hace parte de una organización delictiva.

El general Víctor Hugo Zárate, comandante de la Zona 8 de Policía, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón, explicó que las acciones se han focalizado en el Distrito Sur y Distrito Nueva Prosperina.

Fue así como, en la cooperativa Horizontes del Guerrero, en Nueva Prosperina, los agentes policiales detectaron a dos personas en actitud sospechosa.

“A simple vista parecía que llevaban armas de fuego. Al notar la presencia policial se dieron a la fuga e ingresaron a un domicilio”, explicó el general Zárate. Como se trataba de un hecho flagrante, los uniformados entraron a la vivienda.

Revólveres

En el sitio hallaron tres revólveres calibre 38, 18 cartuchos además de siete envolturas cilíndricas: cuatro rojas y tres plomas. Expertos del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) determinaron que se trataba de explosivos. Tres de los objetos ya se encontraban armados, tenían su cápsula detonante y su mecha lenta.

Los dos sujetos fueron detenidos. Ambos son de nacionalidad ecuatoriana y registran antecedentes penales.

Según el jefe policial, en el sector hay muchas extorsiones, en las cuales se utilizan explosivos. Lo mismo ocurre en el Distrito Pascuales. Por eso, se van a orientar las investigaciones.

Precisamente en Pascuales fue asesinado un comerciante días atrás, en un aparente asalto a su local. El negocio había sufrido un atentado con explosivos hace poco, al parecer en un intento de extorsión a su propietario.

Las extorsiones se han extendido a diferentes zonas de la ciudad, ya sea a negocios o a personas particulares. Los delincuentes cobran una suma en efectivo, llamada ‘vacuna’, para no atentar contra la persona y sus bienes.