Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…
Quito revisa posibles medidas ante caso sospechoso d…
Ordenanza para prohibir el porte de armas blancas pa…
Reportan que Pólit se habría declarado inocente en EE.UU.
Este es el nuevo banco de preguntas para obtener la …
Policía de Texas admite que fue un error no entrar a…
Acnur alerta sobre la ola de peligrosas travesías de…
Juzgado acepta medida cautelar y frena proceso de de…

Cuenca cuestiona traslado de policías de esa ciudad a Guayaquil

Las autoridades de la Policía Nacional, Gobernación y Municipio de Cuenca se reunieron para analizar la ola de inseguridad en la capital de Azuay. Foto: Cortesía Gobernación

La inseguridad que enfrenta Cuenca los convocó. Este jueves 27 de enero del 2022 se reunieron las principales autoridades del Municipio, Gobernación y Policía Nacional para coordinar las estrategias que ayuden a frenar los actos delictivos.  

De esa cita salieron cuatro acuerdos: realizar megaoperativos con personal de las diferentes instituciones públicas y desde el Municipio acelerar los procesos de contratación para la adquisición de 30 motos y cinco patrulleros para la Policía. 

Además, gestionar la construcción de la Unidad de Vigilancia Comunitaria ante el Ministerio de Gobierno y la recuperación del helicóptero de Aeropolicial, que fue llevado en el 2016 a otra ciudad del país por falta de un espacio seguro dentro del aeropuerto Mariscal La Mar.  

Pronunciamiento por traslado de policías

Antes de la reunión, el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios emitió el siguiente comunicado público: “Es fundamental que los grupos tácticos de la Policía se mantengan en Cuenca. El número de efectivos asignados, lejos de disminuir, debe aumentar. Nuestros ciudadanos merecen realizar sus actividades sin temor”. 

Este mensaje lo dijo tras conocer que hay una disposición de los ‘altos mandos’ de trasladar a más de 500 policías a Guayaquil para reforzar los operativos antidelincuenciales. En los cuencanos hay un malestar generalizado por esta situación y por la percepción de inseguridad que sienten. 

Jorge Cevallos, comandante de la zonal 6, dijo que hay un proceso normal de traslado del personal policial, “nuestro mando nos ha ratificado que de esta zona no van a ser movilizados, exceptuando las labores normales de relevo del personal”. 

El oficial mencionó, por ejemplo, a los uniformados que han terminado su curso de ascenso y que han sido trasladados a otras ciudades del país a prestar sus servicios, o los uniformados que dan seguridad en el Centro de Rehabilitación Social Turi

Según Cevallos, en esos casos vienen los relevos a completar sus cursos de ascenso o para la seguridad en la Cárcel “son procesos normales de traslados. Lo que sí estamos haciendo es una reorganización interna para complementar la operatividad necesaria”.   

El Comandante asegura que en Azuay hay un aproximado de 1 840 policías, de los cuales 900 están en Cuenca. Además, dijo que su percepción como ciudadano es que la capital es una ciudad segura, pero como autoridad seguirá trabajando por la seguridad”. 

Alcalde dice que hará seguimiento a denuncias

El Alcalde hizo un llamado a la Fiscalía y a la Función Judicial para que concluyan se manera satisfactoria las investigaciones sobre los presuntos delincuentes “y en algunos casos no tan presuntos porque son detenidos en flagrancia. Cosa curiosa es que días después ya están deambulando por la ciudad”. 

Palacios dice que van a realizar seguimientos y vigilancias de esos casos. En esta semana la Policía detuvo a más de 10 sospechosos por los delitos de asaltos y robos a mano armada a negocios y viviendas. También hay un presunto atacante herido que está hospitalizado. 

Esta persona fue disparada en el pecho, supuestamente, por el dueño de un taller de motos que había sido amedrentado con arma blanca para robarle. El detenido fue puesto a órdenes de las autoridades competentes y ha dicho que actuó en defensa propia.    

Asimismo, este jueves la Fiscalía realizó el levantamiento de un cadáver que fue encontrado a la orilla del río Yanuncay, a la altura de la avenida Primero de Mayo y Las Américas. El cuerpo del hombre de unos 45 años de edad tiene huellas de golpes y cortes en el cuerpo, informó un Policía que investiga esta muerte violenta.