Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

Asesinato de Efraín Ruales, sin sentenciados luego de un año  

En el norte de Guayaquil se encuentra un mural de Efraín Ruales. Fue pintado para pedir justicia por la muerte del actor. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los colores del mural aún están vivos. El rostro del presentador de televisión Efraín Ruales permanece en medio de la pared de bloques blancos. Al costado derecho aún se visibiliza la frase: “Justicia para Efraín”. 

Los vecinos del norte de Guayaquil, en la vía a Daule, recuerdan que la imagen fue pintada como tributo a la vida del también actor y modelo ecuatoriano.

Su asesinato conmocionó al país exactamente hace un año. Era el 27 de enero del 2021 cuando los noticieros de televisión matutinos confirmaban el crimen de Ruales desde el norte de la ciudad. Los primeros datos indicaban que se trató de un sicariato.

12 meses después, la verdad aún no se conoce. De hecho, la justicia no ha logrado determinar responsabilidades, ni señalar culpables.  

El caso de Efraín Ruales permanece en los tribunales. Actualmente, hay siete personas procesadas por el crimen del presentador. Los sospechosos están en etapa de juicio, pero la audiencia se encuentra suspendida temporalmente.  

El próximo martes 1 de febrero se prevé que se reinstale la diligencia. A partir de ese día, el juez Reinaldo Cevallos escuchará más de 80 testimonios de peritos, policías e investigadores que han indagado el asesinato de Ruales. 

Con los relatos de esos testigos, la Fiscalía intenta sustentar las hipótesis que tiene sobre el caso. Según las investigaciones, el crimen fue encargado desde una cárcel de Guayaquil por una suma aproximada de USD 20 000.  

Los autores intelectuales del crimen no han sido identificados hasta el momento. Pero las pistas de los investigadores muestran que siete personas jugaron un papel importante en el asesinato.

Piezas claves

Parte de las piezas claves de este caso son dos jóvenes de 18 y 22 años. Alias ‘Casquete’ y alias ‘Alvarito’ son considerados los autores directos del asesinato. La Fiscalía tiene datos de que los dos sospechosos estuvieron dentro del automotor que persiguió a Efraín Ruales la mañana del crimen.

Actualmente están detenidos en cárceles de Quito y Latacunga. Fueron llevados a esas provincias por seguridad. En sus testimonios, los procesados mencionan a una tercera persona que llaman alias Marcelo. Según las investigaciones, él sería el hombre que pagó “por darle un susto” a Ruales.

La identidad de este hombre aún es rastreada por la Policía. En el expediente judicial también se detalla que él habría tenido contacto con un preso de la Penitenciaría de Guayaquil. Este último también es procesado como autor mediato. Hoy en día, permanece detenido y paga otras condenas por asesinato y delincuencia organizada.  

El cuarto procesado es un joven de 21 años, considerado cómplice de alias ‘Casquete’ y alias ‘Alvarito’. Los informes policiales apuntan que este chico fue parte de la logística para conseguir el vehículo que se utilizó en el crimen y la desaparición del arma que acabó con la vida de Ruales.

Él está preso en un Centro de Detención Provisional desde junio pasado. La Policía señala que es parte de una banda criminal que operaba en el sur de Guayaquil.  

Unos expedientes similares tienen otros dos procesados. La Policía señala que estos hombres también fueron cómplices en la logística del crimen. Uno de ellos permanece prófugo y la Policía tiene activada una boleta de captura en su contra.

La última procesada es una mujer de 25 años. La Fiscalía la señala como coautora porque conocía del crimen antes de que ocurriera. De hecho, se indaga que fue pareja sentimental de alias ‘Casquete’.

Su detención se dio en el sur de la ciudad, en febrero del año pasado. En su testimonio aseveró conocer a las personas que enviaron a asesinar al presentador Ruales. Hoy permanece detenida en un centro carcelario de Guayaquil.  

Los abogados de los sospechosos han denunciado presiones durante el proceso. Incluso, la Fiscalía cambió de agente por presuntas amenazas directas al fiscal que llevaba el caso. Hay documentos policiales que señalan que sospechosos amedrentaron con armas de fuego al Fiscal días antes de la audiencia de juzgamiento.  

El expediente judicial tiene más de 3 000 páginas. La familia de Ruales ha evitado pronunciarse sobre las investigaciones.

Este Diario intentó comunicarse con Pablo Ruales, hermano de Efraín. Él figura como la parte demandante en el proceso, pero no hubo una respuesta.  

En tanto, seguidores y amigos de Efraín Ruales acudirán hoy a distintos puntos de la ciudad para pedir justicia por su muerte.