Cinco presuntos piratas fueron detenidos con armas y motores fuera de borda

Cinco presuntos piratas fueron detenidos en el cantón General Villamil, en Guayas. Foto: Armada del Ecuador

Personal de la Capitanía del Puerto de Posorja y del Retén Naval de Playas capturó a cinco presuntos piratas a bordo de una embarcación con armamento y motores fuera de borda de dudosa procedencia.

El operativo se cumplió a las 17:30 del jueves 14 de julio de 2022. Los miembros de la Armada del Ecuador realizaban un patrullaje de rutina frente a General Villamil (Playas), cuando detectaron una embarcación sospechosa.

Al realizar la inspección a la lancha ‘Marco y Enner’, encontraron ropa y maletas, además de armas de fuego y dos motores fuera de borda. Estos presuntamente habrían sido sustraídos a pescadores de Santa Elena, indicó la Armada.

Los dos motores con los que era propulsada la embarcación también tenían alteraciones en sus series.

Las autoridades informaron que los detenidos son oriundos de Puerto Bolívar. Fueron entregados junto a las evidencias, a las autoridades competentes de General Villamil.

Delincuencia preocupa a pescadores

En el cantón Playas, los pescadores piden a las autoridades que se refuercen los patrullajes, pues ellos sienten temor de salir a trabajar debido a los piratas.

Yorsi Vera, presidente de la cooperativa de pescadores Hijos del Mar, señaló a EL COMERCIO que ellos actualmente tienen que ir más lejos en sus faenas de pesca, pues los peces están escaseando. Y al hacerlo, se enfrentan a los ataques de piratas.

Según el dirigente, “hemos perdido embarcaciones y vidas. Necesitamos resguardo en el mar”. Vera relató que “ahora llegamos hasta el Canal de Jambelí, que está a dos horas, a unas 28 o 30 millas. Antes llegábamos a 8 millas. Se ha reducido la cantidad de pesca. Necesitamos que las autoridades nos escuchen”.

El miércoles 13 de julio, piratas asaltaron una camaronera en la Isla Puná, en el Golfo de Guayaquil. El hecho dejó un policía fallecido y otro herido.

Según información preliminar, los gendarmes custodiaban el sitio cuando personas armadas llegaron en lanchas a la camaronera y dispararon contra los uniformados. Debido a la gravedad de las heridas, uno falleció. El otro recibió un impacto en el brazo.

Suplementos digitales