Municipio de Quito extinguirá deudas tributarias de unas 129 000 personas

Usuarios del balcón de servicios de la Administración Zonal Norte Eugenio Espejo del Municipio realizan sus tramites y consultas. Foto: Carlos Noriega / El Comercio




Las obligaciones tributarias se extinguirán, siempre y cuando cumplan con dos requisitos: que la deuda no sobrepase un Salario Básico Unificado, (USD 425)  y que haya transcurrido el plazo de prescripción del cobro, es decir, cinco años. 

Gonzalo Lascano, director Metropolitano Tributario, explica que está por expedirse lo que se conoce como la extinción masiva de obligaciones tributarias, tal como lo contempla el artículo 56 del Código Tributario.   

El Cabildo de Quito tiene una cartera por cobrar de más de USD 500 millones, de esa cantidad, hay un monto que difícilmente podrá recuperarse y que, tal como dice la Ley, prescribe una vez pasados los cinco años.   

Si bien en un inicio se habló de cerca de 129 000 contribuyentes beneficiados, Lascano explica que este momento se está trabajando en la revisión de las obligaciones y en la depuración.  

Originalmente, el escenario era de extinguir deudas que alcanzaban un monto de USD 80 millones, pero conforme han avanzado los análisis, la cifra bordeará los USD 45 millones.

Está planeado que esta semana se conozca exactamente cuántas personas se beneficiarán con esta medida.  

El siguiente paso es que la Dirección Tributaria expida la resolución respectiva y la publique en la gaceta para que se conozca quiénes son los favorecidos. 

Lascano aclara que el beneficio es sobre el título, es decir, que una misma persona podría beneficiarse más de una vez en caso de tener varios impuestos impagos que cumplan con los dos requisitos mencionados. 

¿Qué obligaciones tributarias entrarán dentro de este beneficio? 

Se trata de los impuestos que administre el Municipio. En su planta central, tienen que ver sobre todo con el impuesto predial y la patente municipal. En esos dos rubros está el 99%  de las contribuciones que se van a extinguir. 

Lascano explicó que las empresas públicas de la corporación municipal también se están alineando con esta iniciativa, y se espera que los próximos días se lo anuncie. 

¿Qué tipo de deudas en Quito se extinguirán en las corporaciones? 

Es importante aclarar que no se incluye la condonación de valores relacionadosmultas o faltas administrativas, ya que esos no son contribuciones, si no sanciones y por lo tanto esos valores no entran en este proceso.  

Se limita básicamente a los tributos como impuestos, tasas o contribuciones especiales.  Al incluirse  este beneficio a las empresas municipales, se extinguirán, por ejemplo, moras en la tasa de recolección de basura o de suministro de agua, así como contribuciones especiales de mejora. 

¿La medida afecta al presupuesto del Municipio de Quito, tomando en cuenta que buena parte de los fondos vienen de impuestos y tasas? 

 No. Lascano explica que los valores que se extinguirán son cuentas por cobrar de años anteriores que no se han podido gestionar, y su cobro no está contemplado como parte del presupuesto. 

Beneficiarios 

Juan Brito, de 48 años, es albañil y dueño de una casa en Balcones del Norte. Cuenta que no ha podido cancelar el impuesto predial desde hace ocho años, luego de que sufrió un accidente en una obra y debió dejar de trabajar varios meses. En ese entonces, recuerda, pagaba USD 60 de impuesto. La deuda fue subiendo, se sumaron intereses y ahora debe cerca de USD 900. 

El problema –dice- es que, debido a la deuda, no puede vender la casa. 

En este tipo de casos, no se extinguirá el total de la deuda, si no únicamente del primero, segundo y tercer año, cuyo cobro prescribió. De los cinco años restantes, deberá pagar. 

Napoleón Santamaría, analista tributario, explica que esta medida también evita problemas al Municipio. Cuenta que hace tiempo, la Contraloría identificó que el Cabildo no había cobrado deudas años atrás y que la acción de cobro ya había prescrito, por lo que sancionó al Municipio.  “Por eso, con la extinción de esas obligaciones, el Municipio también se cubre”. 

Santamaría ve con buenos ojos la medida, pero advierte que no es suficiente. Considera que el Municipio debería incentivos medidas que motiven a la gente a pagar, porque la cartera vencida es gruesa. Una opción, podría ser por ejemplo, condonar el 50% (o más) de los intereses para que la gente se anime a cancelar los valore pendientes. Caso contrario, seguirán pasando los años, y la acción de cobro volverá a prescribir. 

Más noticias relacionadas

      
      
Visita nuestros portales:
             
      
                  

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News

            
      

Suplementos digitales