Embajadas de Ucrania recibieron bolsas sangrientas
Sismo de 4.8 en Muisne fue sentido en Esmeraldas y P…
Frente Anticorrupción solicita eliminar tablas de co…
Hombre recibe prisión preventiva por supuesto tráfic…
Volcamiento de vehículo en Quito deja una persona afectada
Ceniza del volcán Sangay caerá en Morona Santiago
Ministros analizan reactivación de los ferrocarriles…
Joven mujer murió durante entrenamiento en gimnasio

Madre de María Belén Bernal será recibida en el Pleno de la Asamblea

Elizabeth Otavalo durante el velorio de su hija María Belén Bernal. Foto: Carlos Noriega / EL COMERCIO

La Asamblea Nacional anunció un proceso de control político a las acciones implementadas por las autoridades competentes en torno a la desaparición y muerte de la abogada María Belén Bernal.

Así lo informó este Poder del Estado, una vez que este domingo 26 de septiembre concluye el receso de dos semanas al que se acogieron los 137 legisladores.

Para este martes 27 y miércoles 28 se tienen programadas las sesiones 799 y 800 del Pleno de la Asamblea. Las actividades en el pleno y en el hemiciclo se suspendieron desde el lunes 12.

En la primera consta como primer punto la comparecencia de Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, cuyo asesinato y desaparición en la Escuela Superior de Policía conmocionó al país, el pasado 11 de septiembre.

Para la sesión del miércoles fueron convocados al Pleno el exministro del Interior, Patricio Carrillo Rosero; el comandante general de la Policía Nacional, Fausto Salinas; secretario nacional de Seguridad Pública y del Estado, Diego Ordoñez; secretaria de Derechos Humanos, Paola Flores; y, la fiscal general del Estado, Diana Salazar.

La vicepresidenta de la Comisión de Fiscalización, Ana Belén Cordero (Creo), manifestó que a la Asamblea le corresponde “fiscalizar que los funcionarios públicos que dirigen la Policía cumplan con sus funciones”.

“En lo personal fiscalizaré la enorme deuda que tiene la Asamblea con el país”, dijo Cordero y apuntó que hay “la necesidad imperiosa” de crear una Universidad para la Policía, “que permita formar mejores policías con criterios técnicos y estándares internacionales”. 

"Urge depuración"

Por su lado, el presidente de la Comisión de Seguridad, Ramiro Narváez (ID), puntualizó que “urge depurar las instituciones del Estado que han permitido y siguen permitiendo la impunidad, la corrupción y el crimen”.

“Aunque el Presidente ha tomado decisiones que parecen acertadas, no es suficiente, remover a dos generales, cesar a un ministro o sancionar a los responsables de este hecho, no soluciona lo grave de esta situación”, sostuvo en un comunicado.

Cambio

Entretanto, el jefe de Estado, Guillermo Lasso, designó este sábado al policía en servicio pasivo, Juan Zapata, como nuevo ministro del Interior y le confió un “cambio estructural” en esta entidad.

La salida de Carrillo y la destitución de dos generales de Policía se dio dos días después de que fue hallado el cuerpo de la abogada Bernal en un cerro cercano a las instalaciones de la escuela de la institución.

A su vez, el mandatario dio una semana de plazo a Fausto Salinas, comandante de Policía, para dar con el paradero del principal sospechoso del asesinato de Bernal, su esposo, el teniente Germán Cáceres.