Nebot reconoce triunfo de Álvarez y Aguiñaga y arremete contra Lasso

Jaime Nebot. en una transmisión el 6 de febrero de 2023. Foto: Captura

Jaime Nebot, líder del Partido Social Cristiano (PSC), reconoció el resultado de las elecciones seccionales. Habló un día después de conocer el triunfo de Aquiles Álvarez y Marcela Aguiñaga a la Alcaldía de Guayaquil y Prefectura del Guayas, respectivamente.

Álvarez y Aguiñaga ganaron sobre Cynthia Viteri y Susana González, coidearias de Nebot que optaban por la reelección a sus cargos.

¿Qué dijo Nebot?

En una transmisión en redes sociales, que duró cerca de seis minutos, Nebot inicialmente aclaró que la lista 6 y sus aliados lograron 35 alcaldías, 25 en la Costa y 10 en la Sierra, además de prefectos en Esmeraldas, Los Ríos y El Oro.

Posteriormente reconoció el "triunfo político" de Aquiles Álvarez, como alcalde de Guayaquil, y de Marcela Aguiñaga, como prefecta del Guayas. Les deseó "éxito por la ciudad y la provincia".

Según Nebot, en Guayaquil el PSC obtuvo una 'importante votación' del 30%. "Debo decir que un alcalde, un prefecto no solo debe hacer obra pública y mejorar los servicios. Deben representar a todos los ciudadanos del cantón y la provincia y defenderlos de todo aquello que los perjudica", dijo.

Nebot agregó que no responsabiliza a nadie de la derrota de sus candidatas en Guayas. Sin embargo, mencionó que "un amplio grupo de ciudadanos ha considerado que no fue suficiente (el trabajo) y lo ha expresado en las urnas".

"Ese error y cualquier otro debemos corregirlo y los aciertos, que históricamente son muchísimos, debemos multiplicarlos en el futuro", señaló.

Nebot criticó a los candidatos que se postularon solo para hacer daño y señaló que "cometieron una gran equivocación, porque terminaron entregando la ciudad y la provincia a quienes odian irracionalmente". "Se ha pagado el precio", sentenció.

Críticas a Lasso

Nebot también arremetió contra el presidente Guillermo Lasso. Recordó que en 2021, "pensando en que era lo más conveniente para el país", lo apoyaron con el voto.

"Apoyamos a un hombre que nos traicionó no solo a nosotros sino a los ecuatorianos, al hacer lo contrario a lo que se planteó en campaña. Era totalmente posible realizar una administración eficaz y al mismo tiempo solidaria, que beneficie a todos los ecuatorianos".

Por el contrario, Nebot dijo que Lasso optó por una política económica y social errada que liquidó la posibilidad de crecer. "Implementó una política impuestera, desalmada, que redujo los ingresos e incrementó los gastos y el costo de vida de los ecuatorianos".

A causa de esa política, señaló, se redujo la inversión, lo que privó a los ecuatorianos de seguridad, servicios sociales y obra pública generadora de empleo.

Según Nebot, esas decisiones acabaron con su credibilidad y popularidad, "al punto de que el pueblo considere a cualquiera mejor que él".

A criterio de Nebot, la situación empeoró cuando Lasso quiso beneficiarse "irresponsablemente de una consulta que convocó, y que gran cantidad de ecuatorianos utilizó para castigarlo y decir no a su gobierno".

Como socialcristianos, Nebot aseguró que han aprendido la lección y hace algunos meses tomaron medidas al respecto y se creó un centro de formación política y servicio ciudadano que prepara a cientos de personas en diferentes partes del país.

Más noticias en:


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News


Suplementos digitales