Ecuatorianos laboran bajo 42 tipos de contrato
Evaluación ciudadana, clave en cobro de tasa de segu…
Bancos comunales son un soporte para 6 000 familias …
Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones
Los vacunados con Sinovac afrontan más limitaciones …
En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo
Informe acusa a Bolsonaro de agravar la pandemia por…
Trump anuncia lanzamiento de su propia empresa mediá…

Ocho provincias tienen una menor tasa de vacunación en Ecuador

Foto referencial. Con la vacunación a los menores de edad se busca que hasta fines de este 2021, se cubra con vacunas contra covid-19 al 85% de la población ecuatoriana, es decir, a 15 millones de habitantes. Foto: José Luís Rosales / EL COMERCIO

Las provincias con poblaciones dispersas y alejadas de los centros urbanos son las que tienen menos vacunados con el esquema completo contra covid-19. El desinterés y en otros casos la resistencia a vacunarse persiste.

Cuatro provincias amazónicas, tres del Litoral y una del Austro de Ecuador (Cañar) registran una tasa de vacunados completos menor al 50% de sus poblaciones (ver cuadro).

Esto se visualiza en el vacunómetro oficial del Ministerio de Salud (MSP) hasta el 22 de septiembre del 2021.

Morona Santiago lidera esta lista con apenas 35 vacunados por cada 100 habitantes, cuando el promedio nacional está en 55. Los centros de salud y puntos de vacunación de esta provincia amazónica, al igual que los de Zamora Chinchipe, tienen poca demandan de vacuna contra covid-19.

El desinterés ciudadano es una de las causas de los bajos porcentajes de inmunizados.

Pero a esto se suma que geográficamente los poblados están distantes de las ciudades donde están los puntos de inoculación. Para llegar con la vacunación las direcciones provinciales de Salud desarrollan esporádicas brigadas móviles.

La mayor resistencia a la vacunación ocurre en las poblaciones indígenas shuar y achuar por sus propias creencias, explicó uno de los médicos del cantón Morona.

El difícil acceso a las comunidades rurales también es un freno de la vacunación en los cantones Babahoyo, Baba y Montalvo, provincia de Los Ríos.

Desde la semana pasada, tras la detección de casos de las variantes Delta y Mu, brigadas del MSP recorren los distantes recintos de estas localidades, separados por caudales.

La directora de Salud de este territorio, Rebeca Herdoíza, agrega otro factor que incide las bajas cifras: “En algunos sectores hay grupos que no acceden a la vacuna por motivos religiosos. Pero hemos ingresado con campañas, explicando que todas la vacunas son seguras y evitan que surjan complicaciones”.

Plan Fénix en zonas alejadas

A excepción de Los Ríos y Santa Elena, el Gobierno incluyó al resto de provincias que todavía no han superado el 50% de inoculados en el Plan Fénix, para llegar a las zonas más difíciles con vacunas.

Para con la meta, las autoridades se comprometieron a movilizar 3 000 militares y toda la logística de transporte posible para ir a las poblaciones rurales, comunidades aisladas y zonas urbanas periféricas.

Con esto y la vacunación a los menores de edad se busca que hasta fines de este 2021, se cubra con vacunas contra covid-19 al 85% de la población ecuatoriana, es decir, a 15 millones de habitantes.

Suplementos digitales