5 de August de 2011 00:02

Gobiernos alistan medidas anticrisis

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El temor de que se repita la crisis económica de finales del 2008 y parte del 2009 ya preocupa a varios países del mundo, que se han apresurado a tomar medidas para atenuar posibles impactos.

En el Ecuador, la grave situación que atraviesan los mercados internacionales también es vista con preocupación, especialmente por los sectores empresariales.

Para Felipe Ribadeneira, director ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), solo hay tres cosas que se pueden hacer para paliar este grave problema: suscribir urgentemente un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), desechar la idea de una nueva reforma tributaria y fomentar las exportaciones en otros destinos.

"No tendríamos que estar angustiados si es que hubiéramos firmado un acuerdo en su debido tiempo con EE.UU. Y pese a no haberlo firmado, si tendríamos en estos momentos un acuerdo firmado con la UE ahora mismo los riesgos serían menores".

El empresario Renato Carló coincide que la estrategia de diversificar mercados, hoy más que nunca, se vuelve necesaria, para evitar la dependencia. "No se puede poner todos los huevos en la misma canasta. Si sumamos mercados pequeños, a la larga tendríamos un buen porcentaje de lo que exportamos a EE.UU. Y se debe trabajar en ese sentido, ya que la crisis americana seguirá por varios años más, mientras no reduzcan su elevado gasto".

Al respecto, la ministra coordinadora de la Política Económica, Katiuska King, en diálogo con Radio Huancavilca, señaló que se seguirá en la misma línea de "darle un mejor tratamiento a nuestros productos en los diversos mercados, para lo cual se procura acercamientos con todos los sectores productivos del país. Esta agenda es la herramienta que direccionará a toda la economía".

Sin embargo, Ribadeneira añade que, si bien es necesario ampliar otros horizontes, la política económica debe orientarse también a otorgar mayores beneficios para el mejoramiento de la competitividad de las empresas nacionales. "Ojalá el Gobierno entienda que no es el momento para incluir más impuestos, como el que pretende del 2% a la Salida de Divisas, para los capitales que se quedan en el exterior. Es un impuesto totalmente antitécnico, que nos va a generar mayores costos operativos y financieros".

En cambio, el asesor financiero Fernando Vásconez, hace una evaluación más objetiva de la situación. "Aún dependemos de EE.UU., en todos los sentidos. Y no aprendemos. Cada vez que llega una crisis, sufrimos por el mismo lado: caída de exportaciones, remesas e inversiones. Si no dejamos esa dependencia, al mediano plazo, muy difícilmente tendremos respuestas".

En cambio, para la economista Pilar Andrade, "en estos momentos se pone en juego la fortaleza del modelo económico. Habrá que ver qué resultados arroja la relación que ha abierto este Gobierno con países vecinos y con otros del Asia y Oriente Medio".

En todo este escenario de incertidumbre, Standard & Poor's revisó ayer a positivo, desde estable, el panorama de la calificación crediticia del país. Gracias a los ingresos por la venta de crudo y el financiamiento chino, las perspectivas de crecimiento en el corto plazo mejoraron. Por ello, mantuvo la nota de la deuda a largo plazo en moneda extranjera en "B-".

[[OBJECT]]

La alerta es general

Los representantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) analizan hoy tomar acciones conjuntas y concretas para blindarse ante la crisis, en la reunión que se celebra en Lima.

El presidente del Banco Central brasileño, Alexandre Tombini, señaló que las dos principales herramientas de su país para
enfrentar la crisis en EE.UU. son unas abultadas reservas internacionales de más de USD 300 000 millones y recursos depositados en el Banco Central.

Chile, Colombia y Perú subieron sus tasas de interés, para frenar la inflación generada por mayores costos de los alimentos y el petróleo. Sus autoridades han frenado el ciclo de alzas de tasas para contener el avance de sus monedas, que han trepado fuertemente estos días.

El Banco Central de Rusia dejó sus tasas de interés de referencia sin variaciones, para asegurar un balance entre los riesgos inflacionarios y los de una desaceleración económica. La entidad dijo que el actual nivel de tasas de interés es considerado por el Gobierno como aceptable.

El sector empresarial de México pidió al Gobierno reforzar el blindaje frente a eventuales choques externos. Se recomendó reorientar las exportaciones mexicanas a otros mercados como Perú, Colombia, Chile, Brasil, incluso del Asia, para no depender tanto de las relaciones comerciales con EE.UU.

El Gobierno de Costa Rica analiza alternativas para mitigar eventuales impactos de los problemas que afectan a la economía de EE.UU., su principal socio comercial. Costa Rica coloca el 50% de sus exportaciones allí.

El gobierno japonés intervino en el mercado de cambios para frenar el encarecimiento del yen, que se acerca a su más alto nivel frente al dólar, desde 1945, y amenaza la reactivación de su economía afectada por el sismo y el tsunami del 11 de marzo.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció un arsenal de medidas para evitar que la crisis de la deuda contagie a la región. Se reanudó la compra de títulos de deuda de los países miembros.

[[OBJECT]]

Las bolsas se desplomaron en el mundo

Mercado

Los mercados latinoamericanos, tambaleantes hace días, colapsaron ayer ante el creciente temor a una recesión global que provoque una masiva fuga de inversiones y reservas.

En Wall Street, paralelamente, el índice Dow Jones, su principal indicador, cerró con una caída de 4,31% en una jornada de turbulencias en Japón y Europa.

Los índices de acciones favoritas -las más transadas- cayeron a niveles no vistos en la región desde 2008, en medio de la crisis subprime.

Argentina y Brasil, motores del crecimiento sudamericano, fueron las plazas más golpeadas con retrocesos de 6% en el índice Merval y 5,7% en el Bovespa, respectivamente.

En México la caída fue de 3,37%, la más importante del año. El panorama, que oscurece las perspectivas de crecimiento para 2012, motivó la reacción inmediata del Ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega, en un intento por calmar los mercados. "Si hay un agravamiento de la crisis, Brasil nunca estuvo tan bien preparado", aseguró.

En Wall Street, los inversionistas huyeron ayer y desataron la peor ola de ventas desde la crisis financiera de finales del 2008. Los analistas pronosticaron más pérdidas, aún cuando las acciones han caído en nueve de los últimos diez días. "Los problemas de deuda en Europa, especialmente con los rendimientos en los bonos de los Gobiernos italianos y españoles subiendo, están haciendo que los inversores acaparen la mayor liquidez posible", dijo Stephen Massocca, director gerente de Wedbush Morgan en San Francisco. Reuters y DPA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)