Kamala Harris pide a su propio Gobierno tratar con &…
Covid-19 en Ecuador: 157 nuevos casos y un acumulado…
Penoco, el perro marchista que acompañó la caminata …
Maduro exige ante la ONU que se levanten las sancion…
Quito tendrá un festival de globos y prevé la filmac…
El Comité de Ética calificó pruebas en contra de Bel…
En Santo Domingo se incrementa la tarifa del agua potable
En Tungurahua se presentó la campaña ‘Ambato en novi…

Empresarios piden moratoria del salario básico por tres años; trabajadores insisten en alza de USD 80

Imagen referencial. Según el estudio de la consultora la mayoría de las empresas encuestadas prevé incrementar los salarios en un promedio del 2,5% en el 2020. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Según el estudio de la consultora la mayoría de las empresas encuestadas prevé incrementar los salarios en un promedio del 2,5% en el 2020. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Los sindicatos de trabajadores piden un alza en el SBU de USD 80, mientras que los empleadores piden establecer una moratoria del salario básico. Foto: Pixabay

Sin acuerdos entre empleadores y trabajadores terminó la primera sesión del Consejo Nacional de Trabajo y Salarios (CNTS) para establecer el salario básico del 2021. La reunión se desarrolló virtualmente la noche del lunes, 23 de noviembre del 2020.

Las partes mantienen posiciones opuestas. Los sindicatos plantean subir USD 80. Iván Peñaranda, presidente de la Federación de Trabajadores Públicos y Privados, manifestó en la sesión que la propuesta se basa en la pérdida de la capacidad adquisitiva de los trabajadores por efectos del desempleo y reducción de jornadas.

En cambio, Xavier Sisa, director jurídico de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), puso sobre la mesa de debate el planteamiento de establecer una moratoria del salario básico por al menos 3 años. Con ello, la remuneración se quedaría en USD 400 hasta el 2023, aproximadamente.

Sisa justificó la sugerencia en el decrecimiento de la economía en el orden del 9%, que conlleva a una caída de la productividad y a una contracción de ventas por más de USD 14 000 millones. Al detener el incremento salarial por los próximos tres años se busca recuperar las condiciones pre pandemia, manifestó.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Andrés Isch, conminó a las partes a encontrar puntos de consenso. “El Ministerio del Trabajo tiene un rol de mediador para acercar las posturas que permitan llegar a acuerdos, seguiremos con las negociaciones esta semana en una reunión presencial”, finalizó.

Ante los desacuerdos, el Ministerio de Trabajo convocará a una segunda sesión para el 27 de noviembre, la cual se desarrollará de manera presencial.

Si el Consejo no alcanza un convenio ese día, al Gobierno le corresponderá fijar un valor; para lo cual tomará como referencia la proyección actualizada de la inflación o, en caso de no disponer de ese dato, empleará una fórmula.

Para el 30 de noviembre se prevé emitir el acuerdo ministerial con el valor de la remuneración del próximo año.

Suplementos digitales