‘Cat lovers’ de Quito tienen sus propios refugios
Devolución de cobros indebidos y con intereses, una …
Los problemas de salud mental aumentaron en los univ…
Policías se toman la Quinta Avenida para despedir a …
Secretario de Estado de Estados Unidos ratifica a Ec…
Secretario, que difundió información reservada del c…
45% de filtraciones de datos exponen nombres, correo…
El delito del robo de vehículos se incrementó 20% en 2021

Bombeo de crudo se normalizará hasta principios del 2022, según Gobierno

Imagen que muestra la erosión del río Piedra Fina 2, en la provincia de Napo. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables informó, este jueves 16 de diciembre del 2021, que estima que el bombeo de crudo del SOTE y OCP se normalizará entre finales de diciembre del 2021 y principios de enero del 2022 mediante la construcción de variantes.

En un comunicado se señala que EP Petroecuador construye una séptima variante del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) con un avance del 73% y se prevé que estará concluida en “17 días para retomar las operaciones de transporte de crudo, desde la Amazonía ecuatoriana hasta la provincia de Esmeraldas, a partir del 29 de diciembre”.

Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) también se encuentra en la construcción de una variante temporal “la cual tendrá el mismo trazado que la séptima variante del SOTE”. Esta variante tiene un avance del 40% y se estima que su construcción estará lista para “la primera semana del 2022”.

Por su parte, en el Poliducto Sushufindi – Quito el trabajo de una quinta variante de 2,5 kilómetros de extensión tiene, según Energía, un avance del 81% y “estará operativa desde el 19 de diciembre del 2021”.

El comunicado subraya que la construcción de estas variantes se realizan en jornadas extendidas de 24 horas para cumplir con los plazos previstos. Asimismo se apunta que el abastecimiento de combustibles está garantizado a escala nacional.

La semana pasada el bombeo de crudo del SOTE y OCP se suspendió para que no haya un daño en sus tuberías debido a la erosión del río Piedra Fina 2, afluente del río Quijos, en la provincia de Napo.

Esta paralización supone para el país una disminución de su producción petrolera en un 55%.

Suplementos digitales