Comunidades indígenas marcharon en Puyo para apoyar …
Volquetas y autos amarillos complicaron el tránsito en Quito
Cuenca: 10 días con falta de gas de uso doméstico
Localizan al menos 40 migrantes fallecidos dentro de…
Se reinstalará nueva mesa de diálogo; Gobierno no ac…
Calma en la Universidad Central en el día 15 de movi…
¿Cuál es la importancia de la vía Calacalí?
Momentos de tensión se vivieron en los exteriores de…

Canadá cree que la viruela del mono cambió su forma de contagio

Fotografía del Centro Estadounidense de Control de las Enfermedades (CDC) en la que se aprecia el dedo de un niño infectado por la viruela de mono. Foto: EFE

Canadá no descarta que la viruela del mono haya evolucionado y cambiado su forma de contagio, tras la aparición de varios casos en su territorio y en otros países, lejos de África, donde la enfermedad es más normal.

Así lo señaló este viernes la directora de la Sanidad pública canadiense, la médica Theresa Tam, quien apuntó en una rueda de prensa que están analizando muestras de alrededor de 24 personas que pueden estar contagiadas con la enfermedad

Tam indicó que las autoridades sanitarias están tratando de determinar si los casos están relacionados con viajes al continente africano.

La directora de Sanidad Pública declaró que la aparición de tantos casos fuera de África, donde la enfermedad es más normal, es un hecho insólito y se preguntó si la enfermedad ha evolucionado de forma que haya cambiado la manera de transmisión.

“Tenemos que estar abiertos a que puede haber algo evolucionado y cambiado”, remarcó.

Mientras tanto, Canadá está intentando incrementar su inventario de dosis de la vacuna contra la viruela, que ha demostrado ser efectiva también contra la viruela del mono, dijo Tam. 

El jueves, la Agencia de Sanidad Pública de Canadá (PHAC) y el Ministerio de Sanidad de Quebec confirmaron los dos primeros casos de la viruela del mono de Canadá: ambos han sido localizados en Montreal, ciudad que también está conectada con el primer caso confirmado de Estados Unidos.

Además, las autoridades sanitarias investigan otra veintena de posibles casos, la mayoría en Montreal, pero también en el otro extremo del país, en la provincia de Columbia Británica.