Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Australia detecta el primer caso local de la variant…

La lava arrasa una gasolinera y amenaza una iglesia en La Palma

Los investigadores de Involcán han registrado el paulatino avance de la lava del volcán en La Palma. El magma arrasa distintas edificaciones, como esta gasolinera. Foto: EFE

La lava del volcán en La Palma avanza y a su paso arrasa con distintas edificaciones que eran parte del área urbanizada en esa isla turística de España.

El Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) ha grabado cómo el magma engulle distintas edificaciones. El video más reciente captó una montaña de lava que avanza lentamente cerca de una gasolinera. En otras imágenes se ha visto cómo destruye viviendas, torres metálicas y distintas estructuras civiles y del espacio público.

Uno de los integrantes de Involcán narró que la lava avanza lentamente hacia los barrios. El especialista dijo que una iglesia está amenazada por el magma, que aunque ha disminuido su velocidad de desplazamiento, no significa que vaya a detenerse.

La situación ha motivado a desalojar medio centenar de viviendas de los municipios canarios de los Llanos de Aridanne y Tazacorte, en las últimas horas de este jueves 21 de octubre del 202. La lava ha arrasado ya mas de 860 hectáreas.

Hasta ahora eran más de 7 000 las personas evacuadas en la zona afectada por la erupción, a los que se suman ahora los barrios que se encuentran en el camino de la colada que está a punto de llegar al mar al norte del delta de lava que se esta formado desde hace días.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, garantizó ya el miércoles que su ejecutivo y el resto de administraciones harán “lo humanamente posible, casi lo imposible”, para paliar los daños provocados por la erupción.

“No podemos pelear para evitar que la lava llegue adonde va a llegar”, dijo. “No tenemos ningún mecanismo para que esto cambie. Estamos a merced del volcán”, reconoció Torres.

Desde su erupción, el pasado 19 de septiembre, la lava del Cumbre Vieja ha arrasado un total de 866,1 hectáreas y ha destruido 2 185 edificaciones, mientras que amenaza a otras 76, según medición hecha la pasada medianoche con el sistema de satélites Copernicu.

En cuanto a la calidad del aire, el cambio en las condiciones atmosféricas ha favorecido que el nivel de partículas en suspensión no sea preocupante, a diferencia de días previos, por lo que las estimaciones apuntan en general a una calidad del aire “moderadamente buena”.

Otro dato a destacar es el repunte ligero de la actividad sísmica en las últimas horas en la isla, donde se han registrado 38 seísmos desde la medianoche, según información del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

El de mayor magnitud, de 4.3 e intensidad IV, ha tenido lugar en Villa de Mazo, a 37 kilómetros de profundidad, y ha sido sentido por la población.

Expertos del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) advirtieron el miércoles de la posibilidad de que se sucedan movimientos telúricos de esta intensidad después de que esta semana y la pasada se sintieran algunos de 4.8, por el momento los de mayor magnitud desde que comenzara la erupción.

Suplementos digitales