Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

EE.UU. urge al G20 a aumentar el gasto en infraestructura sostenible

A juicio de Yellen, esta transformación económica "es una de las más importantes y relevantes de la historia humana". Foto: Twitter @ExpansionMx

La secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, instó este jueves 3 de junio del 2021 en el G20 a aumentar el gasto en infraestructura sostenible con el objetivo acelerar la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono, para lo que consideró “fundamental” la colaboración del sector privado.

Yellen, que se encuentra en Londres en su primer viaje internacional para participar mañana en el G7, intervino en el Diálogo de Inversores en Infraestructura del G20, que agrupa a los principales economías avanzadas y en desarrollo.

Para financiar una “infraestructura verde que sea a la vez resistente a los eventos climáticos extremos y emita mínimos gases de efecto invernadero” es “fundamental”, dijo la secretaria del Tesoro, la participación de los inversores privados como “líderes de esta transición”.

A juicio de Yellen, esta transformación económica “es una de las más importantes y relevantes de la historia humana”.

En concreto, señaló que las necesidades globales son de cerca de USD 3 billones al año, algo que por sí solos los gobiernos no serán capaces de aportar.

Por ello, remarcó que el mundo cuenta “con un esperanza realista de evitar los efectos más catastróficos del cambio climático” si se logran movilizar junto con el sector privado los fondos necesarios para desarrollar infraestructura sostenible.

Yellen recordó que el presidente estadounidense, Joe Biden, ha lanzado una ambiciosa propuesta de inversión en infraestructuras que va en esa dirección.

El plan de Biden, no obstante, enfrenta el rechazo de la oposición republicana en el Congreso, y actualmente se encuentra en negociaciones para tratar de lograr el respaldo del legislativo.