Gerente del Metro de Quito pone su cargo a disposición

Efraín Bastidas, puso a disponibilidad su cargo. Foto: Twitter @MetrodeQuito




El gerente general de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, Efraín Bastidas, puso a disponibilidad su cargo ante el presidente del directorio de la entidad, el alcalde Santiago Guarderas.

Eso sucedió tras la difusión del oficio EPMMQ-GG-2022-0407-O, del 11 de abril de 2022, el cual indica que Bastidas puso su cargo a disposición. Ahora -dijo el funcionario- la decisión sobre su continuidad en la actual gerencia le corresponde al pleno del directorio y aclaró que “dicha disposición de cargo no es una renuncia”.

Bastidas fue designado como gerente de la empresa Metro de Quito el 22 de octubre de 2021, por decisión unánime del directorio.

En la carta enviada a Guarderas, el gerente del Metro indica que desde el momento de su designación ha dado “pasos firmes para que el Subsistema de Transporte de Pasajeros de Quito entre en operación”.

Sostuvo también que, de acuerdo a parámetros técnicos, se inició el procedimiento preparatorio para la contratación del operador internacional del Metro.

La decisión de Bastidas se produce después de que en los últimos días se generó una controversia por la difusión de una investigación del portal digital El Confidencial de España sobre supuestos pagos de sobornos por parte de un consorcio español de empresas para quedarse con la adjudicación de un contrato de asesoramiento para la construcción de la obra del Metro.

La denuncia fue puesta por la Fiscalía Anticorrupción de España. El 11 de abril de 2022 se conoció que un juez de la Audiencia Nacional española tomará en mayo próximo declaración como investigados a representantes de las empresas Bustren y KV Consultores, ambas de España, por presuntos sobornos de 1,2 millones de dólares abonados en 2013 en la construcción del Metro de Quito.

Según confirmaron a la agencia EFE fuentes jurídicas, los días 3, 4 y 5 de mayo declararán como investigados ante el magistrado español nueve representantes de dichas compañías.

Bustren es una empresa especializada en el asesoramiento integral tanto a administraciones públicas como entidades privadas en materia de infraestructuras del transporte, en tanto que KV Consultores ofrece servicios de ingeniería civil y cuenta con oficinas en Madrid, Barcelona (este), Sevilla (sur) y Varsovia, en Polonia.

En paralelo, Quito Honesto, la comisión municipal anticorrupción de la capital, inició una investigación de oficio y ha instado al Municipio a acudir a la Fiscalía y al Ministerio de Relaciones Exteriores a recabar información.

El caso involucra al consorcio GMQ, formado por las españolas Bustren, KV Consultores y Prointec, la filial de ingeniería civil de Indra, aunque ésta última no figura entre las investigadas, que se adjudicó un contrato de consultoría por la que recibió en total unos 20 millones de dólares.

El Metro de Quito, una obra cuyo costo ya supera los 2 000 millones de dólares, fue construido por la empresa española Acciona, y a falta de operador está previsto que empiece a funcionar en el último trimestre de este año.

Suplementos digitales