Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Australia detecta el primer caso local de la variant…

Destinos, con 70% de reservas confirmadas

En la playa de Atacames, en la provincia de Esmeraldas, se alistan para recibir a los turistas que esperan lleguen masivamente en el feriado. Foto: Cortesía Cámara de turismo de Atacames

La familia Benítez Benalcázar se animó ayer (27 de febrero del 2021) a concretar una reserva para el feriado por el Día de los Difuntos y la Independencia de Cuenca.

Los cuatro integrantes, que residen en el valle de Los Chillos, en Quito, optaron por la opción de dos noches y tres días en el hotel La Barca, en Atacames, sur de Esmeraldas.

Camila, la hija mayor de la familia, insistió a sus padres para salir de viaje este sábado, ya que no logró hacer turismo durante las vacaciones de la Sierra y tampoco por el asueto del 9 de Octubre.

La joven de 25 años escribió emocionada en sus redes sociales que al fin podrá disfrutar del mar, sol y arena. “Chachay, ya no aguantaba este clima”, publicó tras lo que llamó la buena nueva adelantada.

El feriado de noviembre es el segundo más concurrido en distintos atractivos del país. Las cifras del Ministerio de Turismo evidencian que, entre 2016 y 2020, viajaron 5 162 500 ecuatorianos durante este período vacacional.

Este, que es el octavo feriado del año, es superado en ese lustro en un 18% por el descanso de Carnaval, que ha sido el más movido históricamente.

No obstante, el asueto de noviembre, que ha fluctuado entre los 4 y 5 días seguidos, ha tenido un descenso en ­número de viajeros en todo este tiempo.

La caída más significativa ocurrió el año pasado, tras los primeros ocho meses de la pandemia por el covid-19.

Los destinos tuvieron 32% menos de turistas en relación con el año previo. El poco turismo que se movilizó en 2020 afectó notablemente al sector, cuyo descenso fue 2,33 veces menor a lo registrado en 2016, luego del terremoto que impactó a Manabí y Esmeraldas.

La Federación de Cámaras Provinciales de Turismo está optimista ante la proximidad de este nuevo asueto. Las previsiones hasta el momento es que las reservas concretadas están hasta un 70% a escala nacional. Raúl García, vicepresidente del gremio, indicó que lo positivo es que no existen cancelaciones de estos acuerdos en los establecimientos destinados para el alojamiento.

Los operadores esperan que las protestas, en el marco del paro nacional, cesen para que exista la libre circulación por las vías del país. La idea es, al menos, llegar a la media deun millón de visitantes a escala nacional.

El sector turístico es uno de los que se está recuperando. Las cifras de la Cartera de Turismo señalan que solo cuatro asuetos de este año (de los que solo hay datos oficiales) alentaron el crecimiento de la afluencia turística en un 8% respecto del año pasado. Estos son Carnaval, 24 de Mayo, 10 de Agosto y 9 de Octubre.

Los Benítez Benalcázar prefirieron alojarse en la habitación familiar del hotel en Atacames. Los espacios dotados de literas y cama matrimonial agradaron a Francisco, quien es la cabeza del hogar quiteño.

Reservó por USD 36 la noche en el lugar y cree que es un precio cómodo considerando la situación económica del país.

Sara Moyano, propietaria del Hotel La Barca, indica que este asueto se trabajará con valores de temporada baja.

En su establecimiento, además, hay habitaciones de entre USD 15 y 18. La mayor afluencia esperada en este balneario es de quiteños; también se han concretado reservas desde grupos familiares de Cotopaxi y Tungurahua.

En la playa Crucita, cantón Portoviejo (Manabí), hay reportes de reservas de visitantes locales de Rocafuerte, Flavio Alfaro, Chone y El Carmen.

Jaime Zambrano, presidente de una Asociación Turística en esa playa manabita, indica que se han instalado más de 100 sillas al borde del mar, ante la expectativa de la llegada de más visitantes. Un turista, en promedio, gastó en los feriados pasados en esta temporada USD 58 en dos días.

Ese rubro es el segundo más alto, por debajo de lo que se destina para fin de año, cuando se desembolsan hasta USD 60.

El gremio de hoteleros hasta el momento mantiene reservas confirmadas para tan solo dos de los cinco días del feriado. La mayoría de visitantes ha informado que arribará a los destinos en las primeras horas del sábado.

Otras zonas, como Manta y Santo Domingo de los Tsáchilas, aprovecharán los días festivos por sus efemérides locales para dinamizar el turismo.

La ciudad manabita celebrará sus 99 años de cantonización el 4 de noviembre. Sin embargo, las autoridades locales decidieron trasladar el asueto que les corresponde al día siguiente. La provincia tsáchila también correrá su fecha de descanso al viernes 5. El territorio colorado cumple 14 años como provincia el 6 de noviembre. En ambos sitios habrá actos culturales.

Suplementos digitales