¡Un lujo!
Crisis sigue sin punto de encuentro
Especialistas piden atención integral a salud con de…
Epmaps redobló controles al agua de Quito por el paro
El Ejecutivo acepta volver a los diálogos con la Conaie
Decreto 95 no cuajó en el área petrolera
El paro activó a las mujeres del Austro del país
Un millón de paquetes del aceite popular saldrán al …

28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 

Estudiantes de la Universidad de Cuenca realizan sus prácticas en los diferentes laboratorios. En la foto, trabajan en el de Química. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Están contentos porque el esfuerzo de días enteros de estudios valió la pena. Son 128 estudiantes del país los que obtuvieron la llamada ‘nota perfecta’ de 1 000/1 000 en el Test Transformar de la Senescyt. Esta cifra apenas representa el 0,04% de los 280 732  bachilleres que dieron la prueba, el 29 de marzo. Aparte, 111 336 (39,65%) obtuvieron entre 900 y 999, que también se enmarca en las altas calificaciones.

Los de ‘nota perfecta’ recibieron de la Senescyt un correo de felicitación informándoles que forman parte del Grupo de Alto Rendimiento (GAR) y como estímulo podían escoger la carrera y universidad de su preferencia.

Así lo hizo Alex Domínguez, de 18 años, y la Senescyt ya le confirmó su cupo en Medicina, en la Universidad Técnica de Ambato, su ciudad natal. “Estoy contento porque venía buscando esto desde el año anterior”.

Le hubiera gustado que le den una beca para estudiar en otro país, pero desde hace más de dos años los jóvenes de alto rendimiento ya no se benefician de las becas de excelencia para estudiar en el exterior.

Nivelaciones y autoeducación

Domínguez se graduó en la Unidad Educativa San Pío X. En marzo de 2021 rindió el examen y su nota fue de 943 y de grado 906. Pero el promedio de 920 no le alcanzó para Medicina y volvió a postular este año. Entonces subió a 973.  

Por lo general, para llegar a este nivel estos jóvenes han seguido cursos preuniversitarios y se han autopreparado. Domínguez estuvo un año en Quality Up y casi a diario se ejercitaba en los simuladores de preguntas. 

“La nivelación es importante para mejorar destrezas en razonamiento lógico, numérico, verbal, y aumentar las probabilidades de acceder a la educación superior”, dijo Steven Viera, otro estudiante de alta calificación.

Según Carlos Zurita, director de este centro, cada año hay más estudiantes en los cursos porque tienen el desafío de prepararse para el examen, y no quedarse fuera del sistema de educación superior público. 

Este centro acoge a unos 4 000 bachilleres por año. Para este primer semestre académico, siete consiguieron la nota perfecta y más de 2 500 sobre los 900 puntos, entre ellos Jean Medina, de 19 años, quien obtuvo 989. 

A él, la universidad ya le confirmó su cupo en Administración de Empresas. “Estoy contento y mis padres también, porque alcancé mi primera meta”, dijo.     

Él también se graduó en el Hispanoamérica hace más de un año; en este tiempo siguió cursos.

“Lean, investiguen, practiquen en los simuladores y estarán mejor preparados para competir por un cupo”, recomienda.

Carreras más demandadas

La tendencia de los estudiantes del GAR es que escogen las carreras tradicionales (Medicina, Derecho, Administración de Empresas, entre otras) en las universidades públicas de prestigio, que están en el escalafón de las más demandadas del Ecuador.No obstante, allí los cupos son limitados y por eso muchos estudiantes, incluso de los que obtuvieron sobre los 940 puntos, se quedan fuera de su primera opción de postulación en el proceso selectivo. 

Por ejemplo, entre las 11 instituciones de educación superior, públicas y cofinanciadas, han ofertado 2 000 cupos para Medicina y hubo más de 10 000 interesados, y en Derecho ocurre algo similar.  

Mientras tanto, Zurita recomienda que, tras haber regresado a la normalidad, la Senescyt retome los filtros de control para el Test Transformar, para evitar que prolifere la corrupción en personas que ofrecen realizar el examen a cambio de dinero.