La CIDH pide investigar con diligencia el femicidio …
Oposición lidera primeras manifestaciones contra adm…
EE.UU. devuelve 274 piezas arqueológicas a Colombia
Se registraron tres feminicidios en ciudades de España
Crimen de María Belén Bernal deja en segundo plano d…
Hombre detenido por lanzar gatos recién nacidos a un…
Corte Constitucional falló a favor de Álvaro Román
Juzgado peruano rechaza excarcelar a la cuñada de Pe…

Rostros y manos que encierran historias

Una señora en la entrada de su casa, en Manabí. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Una señora en la entrada de su casa, en Manabí. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Un refugiado estuvo varias semanas en la calle en Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El rostro y las manos son nuestras principales señas de identidad. Cada pliegue, cada arruga o marca puede contar una historia de vida y las experiencias que hemos atravesado. El rostro y las manos también sirven para contar sin hablar.

Captar esos detalles en una fotografía es muy interesante y más aún en blanco y negro. Los altos contrastes que se producen aportan profundidad y dramatismo a las imágenes.

Este ensayo fotográfico es un homenaje a los adultos mayores, que nos han enseñado tanto y que hoy son los más vulnerables. Las imágenes fueron captadas en distintos momentos y espacios.

Una señora en la entrada de su casa, en Manabí. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Personaje de la Yumbada por las festividades del Corpus Cristi en Pichincha. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Mujer en un evento político en los exteriores del aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO