Dolor y conmoción por la muerte de la activista defe…
El Cpccs oficializó a César Córdova como defensor de…
Titular de Comisión de Fiscalización pide a la Presi…
Bukele escribe en su biografía de Twitter: ‘di…
EE.UU. solo permitirá la entrada de viajeros interna…
¿Cuáles son las vacunas contra el covid-19 validadas…
El traslado de 40 presos a la cárcel de Cuenca preoc…
Sebastián Yunda es procesado, pero juez no ordena su…

Dos convocatorias alrededor de ‘La intimidad es política’ para el 5 de agosto de 2017

Vía redes sociales, grupos feministas y de artistas han convocado a la Plaza Grande a las 11:00; el acto se llama ‘Nosotras con ellas’ en demostración de apoyo al mural que ha sido criticado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE)

Vía redes sociales, grupos feministas y de artistas han convocado a la Plaza Grande a las 11:00; el acto se llama ‘Nosotras con ellas’ en demostración de apoyo al mural que ha sido criticado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE)

El mural ‘Milagroso Altar Blasfemo’, del colectivo boliviano Mujeres Creando, ubicado en el Centro Cultural Metropolitano, detonó la polémica. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Este sábado 5 de agosto de 2017 en la mañana el centro de Quito será escenario de dos convocatorias para expresar apoyo y rechazo al mural ‘Milagroso Altar Blasfemo’, que es una de las 17 obras que forman parte de la muestra ‘La intimidad es política’, que se inauguró el sábado 29 de julio en el Centro Cultural Metropolitano (CCM).

Vía redes sociales, un grupo ha convocado a la Plaza Grande a las 11:00; en demostración de apoyo al mural que ha sido criticado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), en un comunicado difundido ayer, martes 1 de agosto de 2017.

Quienes respaldan la queja de la CEE, también se convocaron para este sábado en la Basílica, a las 10:00, con la intención de caminar hasta el CCM y manifestar su rechazo. Igualmente, para hoy al mediodía han convocado a tuitear con el hashtag #respetamife.

Vía Facebook, el dramaturgo Santiago Roldós también se ha pronunciado sobre este caso: “no cabe duda de que los católicos de Quito -y del mundo entero- tienen todo el derecho de cuestionar lo que se hace con sus impuestos (en referencia a la muestra que es organizada por el Municipio de Quito). Lo que no pueden hacer es exigir una censura, y peor aún sin debatir ni ofrecer otro argumento que el de su propia susceptibilidad, más allá de lo legítima y respetable que sea su indignación”.

Suplementos digitales