Disturbios fueron registrados en recintos electorale…
Las primeras horas de Aquiles Álvarez tras elección …
Elecciones Ecuador 2023: Resultados de candidatos a …
PSC pierde Alcaldía de Guayaquil tras 31 años
El No, tendencia en la consulta popular de Guillermo Lasso
Marcela Aguiñaga gana la Prefectura del Guayas
Juan Cristóbal Lloret es el nuevo Prefecto de Azuay
Pedro José Freile reconoce la victoria de Pabel Muñoz

Cuencanos agradecieron a la Selección de Ecuador por participación en Mundial Qatar 2022

Cientos de cuencanos se apostaron en el Mall del Río para observar el partido entre Ecuador y Senegal. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

“Un partido de vida o muerte”. Esa frase y los aplausos a cada momento se repetían entre los cientos de hinchas de la Selección de Ecuador que llenaron el patio de comidas del Mall de Río, en Cuenca, este martes 29 de noviembre del 2022. 

Desde temprano, los azuayos se concentraron masivamente en los espacios públicos donde se instalaron pantallas gigantes para presenciar el encuentro entre Ecuador y Senegal, del Mundial Qatar 2022. 

Entre ellos la plazoleta de San Francisco, Mirador de Turi, feria libre El Arenal, restaurantes y bares. Los planteles educativos también habilitaron espacios y pantallas para que sus estudiantes observen la tercera fecha del grupo A.  

Había una especie de marea amarillo, azul y roja de las camisetas, vuvuzelas, pancartas, gorros y banderas de la Tricolor. Desde el inicio del partido, los hinchas acompañaron a la Selección cantando el Himno Nacional a todo pulmón

En estos ambientes la alegría era contagiante, mientras las calles de la ciudad tenían poco tránsito vehicular. “Hemos detenido nuestras actividades para observar y apoyar a nuestro país, dijo la azuaya Rosalva Contento.   

A cada momento se escuchaban gritos ensordecedores y aplausos de alegría, cuando los jugadores ecuatorianos se acercaban a la portería rival. Pero el gol de penal que llegó de Senegal los puso a sufrir.  

Las manos apretadas llevándose a la cara y los rostros mostraban la preocupación de la hinchada, hasta el final del primer tiempo. Para el segundo y viendo el ataque de la Selección de Ecuador se pusieron animados. 

Cuando llegó el gol de la Tricolor los presentes no paraban de gritar, chiflar, abrazarse y saltar de alegría. Levantaban las manos y agradecían por el empate, que duró unos pocos minutos hasta que Senegal marcó su segundo punto.  

Hasta el último minuto los presentes tenían la esperanza de alcanzar el empate, que no llegó. Al final todos salieron algo tristes por el resultado, pero agradecidos por el desempeño de los jugadores ecuatorianos.

Más noticias relacionadas en:


Visita nuestros portales:

Sigue a EL COMERCIO en Google News CLIC AQUÍGoogle News