7 de febrero de 2020 00:00

Biess renovará USD 1 700 millones con el Fisco

El Biess analiza las inversiones efectuadas en fideicomisos inmobiliarios como el proyecto Biess Ejido, en Quito. Foto: EL COMERCIO

El Biess analiza las inversiones efectuadas en fideicomisos inmobiliarios como el proyecto Biess Ejido, en Quito. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Venessa Silva y Mónica Orozco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Banco del Afiliado (Biess) “renovará” un millonario monto de deuda estatal que vence en este 2020. El rubro asciende a USD 1 700 millones, informó el gerente de la entidad financiera, Carlos Vinicio Troncoso.

El Ministerio de Finanzas ya había anunciado que renovará títulos de deuda interna por USD 1 936 millones durante el 2020, la mayoría en manos de la seguridad social.

“Las características se definirán para cada colocación, en virtud de las necesidades fiscales y condiciones del mercado, entre emisor y comprador”, dijo la Cartera en diciembre.

El plazo máximo de los bonos será de 20 años, según la inscripción en bolsa que hizo de estos papeles.

Pero el Biess tiene más papeles estatales en sus manos, con diferentes condiciones y tipos.

En total, la entidad tenía invertido en el Estado el 39% de su portafolio de inversiones hasta diciembre del año pasado. Ese porcentaje corresponde a USD 7 747 millones, una cifra casi equivalente al monto colocado en créditos con afiliados y jubilados.

Un problema es que el Fisco ha entregado al banco 57 tipos de papeles y solo el 50% es susceptible de ser negociable, en caso de que el Biess requiera flujo de recursos.

Actualmente, por ejemplo, esos títulos no se pueden vender en la bolsa de valores.

Troncoso explicó que la entidad trabaja con el Ministerio de Finanzas para estandarizar esos papeles y tener siete tipos, que se homologuen a las condiciones de instrumentos reconocidos a escala internacional. “Ya tenemos el compromiso (de Finanzas) y hemos iniciado el plan (con esa Cartera), para canjearlos por títulos transables”.

Además, señaló que se han hecho mejoras significativas en las condiciones de las operaciones con el Estado a medida que estas vencen y se renuevan, aunque dijo que no disponía del detalle de cada papel.

Para la Asociación de Promotores Inmobiliarios del Ecuador (Apive), la renovación de papeles en este año implica a un monto importante. Eso hizo temer al sector una falta de liquidez en la entidad para destinar recursos a sus propios afiliados, por ejemplo a través de hipotecarios. Así lo transmitió Jaime Rumbea, vocero del gremio.

Troncoso descartó una situación de este tipo y resaltó que este año la entidad ha previsto un incremento significativo en el monto previsto para este año en la entrega de hipotecarios frente al año pasado.

Además, resaltó la meta de inyectar hasta USD 1 000 millones en papeles del sector privado. Esos recursos se colocarán a través del mercado de valores y otras operaciones, incluso habló de interés en invertir recursos en concesiones de carreteras. “Estamos haciendo un llamado al sector productivo para que pueda absorber ese dinero y, así, contribuir a una reactivación y dinamización de la economía”, comentó el Gerente General.

El plan para este año contempla también medidas en otros ámbitos de inversión. El portafolio total del Biess es de USD 20 000 millones, con un rendimiento del 8,3%.

En contexto


La emisión de deuda interna es un mecanismo que ha utilizado el Fisco para obtener recursos para cubrir sus necesidades de financiamiento. Los principales compradores de los papeles son entidades estatales como el Biess y otros bancos públicos.


Quirografarios alcanzaron en 2019, la mayor colocación en 9 años


La entrega de créditos quirografarios logró cifras récord en el Biess durante el 2019. Ese año la entidad repartió USD 2 928 millones a través de más de dos millones de operaciones. Es la cifra de colocación más alta registrada desde el 2011, según datos de la entidad.

En el 2018 este financiamiento alcanzó los USD 2 330 millones, lo que significa que en el último año hubo un incremento cercano a los USD 600 millones.

Los préstamos quirografarios están pensados para destinarlos en el pago de deudas, compra de vehículo, gastos de viajes, inversiones en educación, adquisición de enseres domésticos, gastos de salud, y arreglo de vivienda, indica la página web del Biess.

El crédito se solicita y tramita por Internet. La entidad desembolsa los recursos aprobados en un lapso de 72 horas.

Afiliados o jubilados, dependiendo de su capacidad de pago, pueden acceder a un monto de hasta 80 salarios básicos, con plazo máximo de 4 años y con intereses entre el 11,07% y 13,75%. El interés varía en función del plazo y se reajusta semestralmente.

Para el 2020 el banco tiene presupuestado otorgar USD 2 200 millones en quirografarios, una cantidad que es menor a los resultados del 2019 y que se equipara a lo desembolsado en el 2017.


USD 1 000 millones se invertirán en la bolsa y en proyectos

Con miras a impulsar mayor financiamiento para el sector privado en este año, el Banco del Afiliado participará en el mercado bursátil con USD 500 millones. Es parte de las inversiones presupuestadas, con las que la institución busca generar mayores rendimientos.

A parte de eso, el Directorio prevé inyectar otros USD 500 millones a través de instituciones financieras y proyectos de inversión. Las concesiones viales son algunos de los frentes en los que el Biess estudia inyectar recursos.

“Ya hemos conversado con los distintos sectores productivos en que si vemos proyectos que están siendo viables estamos dispuestos a hacer operaciones de liquidez, como es con los bonos o la cartera hipotecaria del banco, siempre y cuando eso vaya al desarrollo productivo. Hay casi USD 1 000 millones que tiene que absorber el sector productivo, pero adicionalmente sí estamos en condiciones de atraer más liquidez”, resumió Vinicio Troncoso, gerente del banco.

El Biess juega un papel clave en el mercado bursátil. El año pasado, por ejemplo, destinó alrededor de USD 840 millones para comprar bonos del Estado que fueron entregados como pago a jubilados del sector público, así como también en obligaciones, papel comercial, certificados de depósito y certificados de inversión.


“Todos los fideicomisos inmobiliarios están paralizados”

El negocio fiduciario atraviesa por un momento complejo en el Biess. Durante los nueve años de funcionamiento, la entidad cuenta con 60 fideicomisos por USD 532 millones. De esos, 49 son de carácter inmobiliario.

“Todos los fideicomisos inmobiliarios están paralizados y gran parte de ellos en liquidación. No se han realizado juntas de fideicomisos los últimos cuatro años”, describió Vinicio Troncoso, gerente general de la institución financiera.

Ante ese escenario, la administración inició un análisis integral del que preliminarmente se desprende que siete fideicomisos serán liquidados en el siguiente mes, mientras que otros 10 serán reactivados. Para los 32 restantes, aún se busca una solución integral. La falta de atención a este tema en administraciones anteriores viene generando costos innecesarios, dijo Troncoso. Entre las razones de las liquidaciones están que muchos negocios llegaron a su término y, en otros casos, no alcanzaron el punto de equilibrio (una situación que determina que el proyecto será rentable y tiene futuro). Además, el Gerente explicó que el rendimiento de los fideicomisos es del 4,28%, “como si fuera una tasa fija, cuando en realidad después de la valoración de cada uno de ellos vamos a poder determinar cuál va a ser el rendimiento final”.


El Biess aspira colocar USD 850 millones en crédito para vivienda

Para la adquisición de vivienda, nueva o usada, en el 2019 el Banco del IESS desembolsó menos dinero que en el año previo. La caída de los créditos hipotecarios estuvo por encima de los USD 200 millones.

La reducción también fue evidente en el número de operaciones de crédito, ya que en el 2018 se realizaron 18 039 transacciones y para el año siguiente bajaron a 12 606, de acuerdo con cifras oficiales.

La mayor cantidad de recursos otorgados en hipotecarios se registró en el 2014 cuando la entidad reportó préstamos por USD 1 190 millones.

Autoridades del IESS y del Biess reconocen que la contracción de la economía nacional mermó la colocación del crédito.

Ahora la apuesta del banco público es entregar más hipotecarios. Para ello, promueve préstamos con tasas que van desde el 5,99% a 25 años plazo e incluso sin entrada, dependiendo del monto que se solicite. Esto aplica para primera y segunda vivienda.

A diferencia del Plan Casa para Todos, que ofrece condiciones preferenciales para la compra de la primera vivienda, los productos del Biess están dirigidos para la adquisición de una casa terminada o terreno, construcción, remodelación y ampliación.

Este año la entidad espera financiar USD 850 millones en préstamos inmobiliarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)