Francia impone la vacuna para viajar
Dos mujeres murieron durante oleajes en Perú tras er…
Nuevo ‘impasse’ entre Fiscalía y Dalo Bu…
Inocar mantiene estado de observación en costas de Ecuador
Andrés, el príncipe caído al que la corona británica…
Bomberos intentan apagar incendio forestal en Papallacta
Ecuador tuvo nueve erupciones en los últimos cinco años
Muertes violentas crecen en Esmeraldas por disputas …

Bélgica reduce a 4 meses el plazo entre segunda y tercera dosis de la vacuna

Imagen referencial. La decisión, que se adoptó en una reunión telemática interministerial del Gobierno federal y de los regionales, no afecta a las otras vacunas. Foto: EFE

El Gobierno belga decidió este miércoles 15 de diciembre del 2021 recortar de seis a cuatro meses el plazo mínimo entre la segunda y tercera dosis de las vacunas Pfizer y Moderna para hacer frente a la propagación de la variante ómicron.

La decisión, que se adoptó en una reunión telemática interministerial del Gobierno federal y de los regionales, no afecta a las otras vacunas.

Así, se mantiene el plazo de dos meses para poder administrar la segunda dosis de Johnson&Johnson y de cuatro meses en el caso de la tercera dosis de Astra Zeneca, anunció la ministra de Sanidad de la región de Valonia, Christie Morreale.

Las autoridades belgas siguen así el consejo dado esta misma tarde por el Grupo de Trabajo de Vacunación, que había recomendado enviar invitaciones para la vacunación cuatro meses después de haber completado la pauta de las vacunas Pfizer o Moderna.

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) llamó hoy a intensificar los esfuerzos para avanzar hacia la pauta completa de toda la población, así como administrar la dosis de refuerzo “lo antes posible”.

Las vacunas existentes han demostrado una efectividad “alta” frente a la delta y por lo tanto debe proseguirse con su administración, tanto contra la circulación de esa variante como para “reducir” el impacto de ómicron, dijo el ECDC.

Pese a todo, el organismo subrayó que la vacunación por sí sola no es suficiente para detener el impacto de la variante ómicron, sino que es preciso adoptar medidas “fuertes” para reducir su transmisión y aliviar la sanidad pública, como el mascarillas de protección, la práctica del teletrabajo, evitar las aglomeraciones, mantener las medidas de higiene conocidas, así como la adecuada ventilación.

Suplementos digitales