El paso de transporte pesado se reanudó en Rumichaca
Municipio reactiva proyectos para ampliar servicio d…
Así será ahora el pago del Impuesto a la Renta para personas
Cantón Santa Lucía suspende clases; en Guayas se tom…
Padres pueden denunciar incumplimiento de medidas de…
Jueza dictó prisión preventiva contra madrastra de n…
Ferias navideñas, en tres sectores de Quito
Policía refuerza patrullajes en diciembre para evitar robos

360 docentes certificados en modelo educativo comunitario

Docentes de 69 instituciones públicas obtuvieron la certificación en Comunidades de Aprendizaje. Foto: cortesía FARO.

Tras obtener su certificación en Comunidades de Aprendizaje, Edison Mero dice que podrá llevar el proceso educativo más allá de las aulas, en donde la interacción se mantiene entre él como docente y sus estudiantes.

El maestro fiscal dice que este tipo de formación le abrió las puertas para una forma de enseñanza y retroalimentación completamente distinta. La tertulia dialógica y literaria, los grupos interactivos, bibliotecas tutorizadas o la resolución de conflictos son estrategias que aplicará, cuenta.

Un total de 360 docentes de 69 instituciones educativas públicas culminaron su Certificación en bases científicas de Comunidades de Aprendizaje. 120 son de la provincia de Manabí y 240 de Pichincha y Cañar.

Mero señala que aprendió a generar un espacio en el que el estudiante pueda trabajar de manera cooperativa y colaborativa con los compañeros de su centro educativo y de otros establecimientos. Además, con la ayuda de toda la comunidad, que incluye personas internas y externas a su plantel.

Con los padres, por ejemplo, planea establecer una especie de ayudantía para las clases. “Serán partícipes de todo el proceso e educación, con clases más dinámicas y didácticas”. La comunidad (vecinos, instituciones, etc.) también se incluyen en el modelo educativo.

El programa cuenta con el aval de la Universidad de Barcelona y Community of Research on Excellence for All (CREA). La Fundación Crisfe, el Ministerio de Educación y Grupo FARO impartieron a los docentes clases virtuales sincrónicas y asincrónicas por un año.

Paola Jácome, directora del área de educación de FARO, señaló que una certificación como esta fomenta una comunidad educativa más propositiva, cooperativa y transformadora. “En lugar de acumular información, procesa contenidos, acompaña y desarrolla pensamiento crítico”.

Este programa permite a los docentes mejorar las prácticas educativas en el aula, así como en la gestión escolar institucional, señaló. “El modelo busca mejorar la educación y la convivencia en las aulas a partir del compromiso y la participación de la comunidad”.

Suplementos digitales