Australia detecta el primer caso local de la variant…
Frustrado asalto a entidad financiera quedó grabado en video
Cinco obreros resultaron heridos tras el colapso de una losa
ONU muestra alarma por violencia en cárceles de Ecuador
Mujer se separó de su esposo, pero no abandonó a su exsuegro
Cirujana que amputó la pierna equivocada es multada
Arrestan a estudiante por amenazar con nuevo tiroteo…
Famoso predicador antivacunas muere tras contraer covid-19

Consejos para cuidarse de los ciberdelincuentes durante vacaciones

La seguridad informática es un tema que no debe descuidarse durante las vacaciones, advierten especialistas. Foto: Pexels.

La seguridad informática es un tema que no debe descuidarse durante las vacaciones, advierten especialistas. Foto: Pexels.

La seguridad informática es un tema que no debe descuidarse durante las vacaciones, advierten especialistas. Foto: Pexels.

Las vacaciones están para disfrutar de los amigos, cambiar rutinas, viajar, comer distinto, desconectarse, pero si decide estar pegado todo el día a Internet o a su celular se perderá muchas cosas buenas. Haga lo que haga con sus dispositivos, no baje la guardia con la protección de sus datos.

Bares, aeropuertos, autobuses, plazas públicas, hoteles. Cada vez es más fácil conectarse a redes WiFi abiertas. Hay que ahorrar en el consumo de datos pero ¿somos conscientes de los peligros de hacerlo?

Los expertos creen que no, por eso los cibercriminales aprovechan estas redes para lanzar sus ataques: “una red abierta, al ser abierta no es segura por definición”, señala Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal, quien advierte de que “cualquiera podría ver el tráfico que estamos generando”.

Las redes abiertas de WiFi son vulneradas con facilidad por ciberdelincuentes. Foto: Pixnio.

Aunque las redes abiertas -sin claves- permiten un acceso rápido y cómodo a Internet, tienen sus riesgos si no se dispone de un sistema de protección. Entre los peligros está la falta de privacidad, la suplantación de identidad (phishing), la posibilidad de infección del dispositivo o el robo de datos sensibles.

Por ejemplo, para los cibercriminales es muy sencillo conseguir redirigir el tráfico desde su dispositivo a páginas fraudulentas que imitan la apariencia de webs que son familiares para los usuarios, como servidores de correo electrónico, y obtener de esta forma sus datos.

Por eso, siempre hay que navegar utilizando el protocolo seguro https (no http), apunta Nieva, quien recalca que ni en vacaciones ni nunca hay que usar las mismas contraseñas para todos los servicios.

Pero no solo está este peligro. Cualquiera puede acceder a una red pública, por eso los ciberdelincuentes aprovechan para infiltrarse e infectar los dispositivos con malware: para ello solo necesitan convencer al usuario que haga clic en un enlace que, en realidad, descarga un programa en el terminal que permite tomar el control total de un celular o tableta, recuerdan desde Check Point.

La infección de dispositivos con malware es común durante las vacaciones. Foto: Flickr/ Christiaan Colen.

Una buena recomendación para protegerse es intentar evitar conectarse a este tipo de redes, apuntan por su parte desde PrivacyCloud, pero de tener que hacerlo, además de navegar solo en webs con protocolo https, hay que evitar en todo momento realizar acciones que impliquen datos más comprometidos como compras o gestiones bancarias.

Y es que las redes abiertas, recuerdan desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), “en ocasiones pueden ser utilizadas por ciberdelincuentes para robarte tus datos personales y contraseñas: si las usas, no introduzcas tus contraseñas, no intercambies información sensible y no compres por Internet“.

Evite realizar compras en línea mientras esté conectado a una red de WiFi abierta. Foto: Pixabay.

Pero en vacaciones no hay que estar pendientes solo de las redes WiFi; por ejemplo, hay que evitar descargarse un gran volumen de aplicaciones. Desde PrivacyCloud recomiendan solo hacerlo desde las tiendas oficiales de Android o Apple, revisar los comentarios y ver detenidamente qué permisos le vamos a dar a la aplicación para funcionar en el celular.

Otra máxima para estar seguros es no dar pistas de nuestra localización. Muchos usuarios tienen activado el GPS de su dispositivo, lo que facilita que muchas de las aplicaciones que tenemos instaladas puedan saber en todo momento dónde estamos localizados e incluso se comparta en redes sociales, lo que podría resultar “muy peligroso”.

Es recomendable no tener siempre activados los servicios de localización y utilizarlos únicamente cuando son necesarios. Foto: Pexels.

“Para evitar brindar datos sobre nuestra localización o sobre cuándo estamos en casa, es recomendable activar únicamente el GPS cuando realmente sea necesario”, aconsejan desde PrivacyCloud.

Saber dónde estás es fácil si compartes fotografías prácticamente en tiempo real, por eso hay que tener cuidado con lo que publicamos a través de las redes sociales, apunta Nieva.

También, advierte la AEPD, hay que ser cuidadosos con las imágenes de billetes o tarjetas de embarque que se comparten, ya que sus códigos pueden ser utilizados para acceder a tus datos personales y conocer el destino y fechas del viaje.

Suplementos digitales