Entre 40% y 50% de las vías de la capital necesita u…
Brechas laborales persisten en el país
Asesinato de Efraín Ruales, sin sentenciados luego d…
Fiscal pide 12 años de prisión para Kenji Fujimori
En marzo Ecuador concretará el acuerdo comercial con México
Grupo antivacunas irrumpe en un hospital
Mujer no embarazada obtiene un amparo para acceder al aborto
ANT no incrementará costos de sus servicios en este año

No solo hay que protegerse del covid-19, llegó la influenza

Cada año, el virus de la influenza circula en los diferentes países del mundo. En Ecuador, esta enfermedad tiene dos picos. Foto: Archivo EL COMERCIO

Cada año, el virus de la influenza circula en los diferentes países del mundo. En Ecuador, esta enfermedad tiene dos picos: el primero se inicia en enero y alcanza su punto álgido en marzo, y el segundo empieza en julio y alcanza su cumbre en agosto, de acuerdo con el Ministerio de Salud.

Según un informe de la OMS, en un año cualquiera, entre el 5 y el 15% de la población mundial se ve afectada por la enfermedad, lo que provoca entre 3 y 5 millones de casos de gripe grave y alrededor de 650 000 muertes en todo el mundo.

Andrea Lozada, pediatra y especializada en medicina familiar, explica que en el país estos picos de contagio están asociados a la época y clima frío y hay un comportamiento especial de este virus entre diciembre y marzo.

La galena señala que hay tres tipos de virus que causan la influenza: el A, B y C. El A y B causan las epidemias estacionales y estos a su vez de se dividen en subtipos como la H1N1 y la H3N2, que son más comunes y virulentos.

“Estos virus van cambiando por eso las vacunas se hacen justamente viendo que clase de mutación sufrieron y se hacen cada año”, menciona.

En su consultorio, la atención a pacientes con síntomas respiratorios se ha incrementado desde diciembre, sin embargo, dice, en esta época de pandemia es difícil saber con exactitud si se trata de covid o influenza.

Lozada explica que no se practica una prueba para saber si es influenza, sino que por los síntomas, un examen físico adecuado y la historia clínica del paciente se puede identificar si se trata de gripe o de algún otro tipo de infección respiratoria.

La especialista recomienda a los padres y madres que tomen las medidas de prevención necesarias para evitar problemas de salud en los niños.

Entre los síntomas que manifiesta la influenza están fiebre, dolor de cabeza, malestar general, escurrimiento nasal, dolor de articulaciones, dolor de garganta y decaimiento.

Estas afecciones respiratorias normalmente se resuelven entre los tres y siete días y generalmente no existen complicaciones a menos que sea un paciente de riesgo.

Por eso, señala Lozada, para evitar la posibilidad de desarrollar una infección respiratoria aguda grave en grupos poblacionales como embarazadas, personas mayores de 65 años, niños menores de 5 años y pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, asma, inmunodeficiencias, obesidad, la vacuna contra la influenza es vital.

Según el Ministerio de Salud, 9 de cada 10 personas que adquieren influenza presentan síntomas leves. 1 de cada 10 puede presentar una infección respiratoria aguda grave y puede requerir hospitalización y en algunos casos la enfermedad se complica y causa la muerte.

A principios de enero, el hijo de 6 años de Alexandra presentó molestias en la garganta y dolor en el cuerpo. Ella comenta que al inicio se preocupó porque pensó que podría ser covid-19 y decidió esperar por si aparecían otros síntomas. Al siguiente día fue al médico y tras una revisión le dijo que el niño solo tenía una leve gripe. “El pediatra descartó covid-19 porque el malestar que tenía no era fuerte y tampoco estuvo expuesto”, dice.

Lo que sí le recomendó el especialista es la vacuna contra la influenza y más en época de frío. “El médico me explicó que en esta época hay mucho frío y humedad, por lo que el virus tiene más posibilidades de sobrevivir”, comenta.

Andrea Lozada recalca que la vacuna contra la influenza, que se aplica desde los 6 meses de edad, sí se puede colocar con tres semanas de diferencia de la del covid-19. Por otro lado, si está contagiado con coronavirus debe posponer la inmunización hasta que se haya recuperado.

Entre las recomendaciones para evitar contraer la influenza están el lavado de manos, mantener las habitaciones ventiladas por lo menos 25 minutos al día, fomentar la lactancia en los niños y tener una alimentación balanceada.

En caso de tener influenza la recomendación es guardar reposo y evitar el contacto con otras personas hasta 24 horas después de que haya desaparecido la fiebre, sin necesidad de ningún medicamento; toser sobre un pañuelo desechable o sobre el ángulo interior del codo; lavarse las manos constantemente.

Suplementos digitales