Formación dual para quedarse en las empresas o abrir…
Testimonio: ‘El paso de volquetas empieza a las 04:0…
La demanda de escúteres y motos eléctricas aumenta en Quito
Azuay y Cañar flexibilizan restricciones tras el des…
Una mala práctica médica cambió la vida de un niño
Las largas jornadas laborales causan 349 muertes en …
Colombia estudia aprobar productos veterinarios a ba…
Estados Unidos cierra puente fronterizo por el cruce…

Familias con hijos jóvenes viajaron para inmunizarse contra el covid-19

Carlos Naranjo, Nelly y sus hijos Andrés y Sebastián viven en el norte de Quito. Viajaron a Miami para vacunarse. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Carlos Naranjo, un ingeniero comercial de 48 años, regresó al país el 30 de junio del 2021 luego de su viaje a Estados Unidos. Lo hizo junto a sus hijos Sebastián y Andrés, de 14 y 18, respectivamente. Su esposa Nelly Gallegos, de 48, quien también viajó, regresó semanas atrás.

A su llegada al país, el hombre -relata- sintió un gran alivio, debido a que los chicos, pese a sus edades, ya fueron inmunizados contra el covid-19.

Esta familia quiteña arribó el 7 de junio a Miami, en el sureste de Florida. Ese día, un vehículo les esperaba en el aeropuerto para trasladarlos al punto de vacunación, ubicado en el parqueadero de un centro comercial de la zona.

El proceso -cuenta- fue sencillo. Simplemente llenaron un formulario digital con sus datos personales, como nombres y fechas de nacimiento. Además, firmó un consentimiento para la inmunización de su hijo menor, Sebastián.

“Mi esposa Nelly y yo tomamos la decisión de viajar para la inoculación de nuestros dos hijos. Sabíamos que, en el país, por ejemplo, no está contemplada la aplicación de la fórmula a menores de 16, por lo que el pequeño se habría quedado desprotegido”.

A esto se suma que el hijo mayor, Andrés, sufrió una afectación multisistémica en marzo pasado. Estuvo hospitalizado durante un mes, por lo que sus defensas bajaron y permanentemente se realiza controles cardiológicos.

“Preguntamos si podrían vacunarle en el país de forma prioritaria, pero no calificaba como una patología crónica. Viajamos porque su inmunización tardaría más de un mes y su salud nos preocupa”.

A inicios de junio, el actual Gobierno anunció que inmunizará a personas desde los 16; es decir, amplió el grupo etario. La administración anterior estipuló la edad mínima de 18.

Los chicos serán inoculados en la fase tres, denominada No Contagio, del Plan de Vacunación 9/100 presentado en mayo. Será a partir de este lunes y hasta el 30 de agosto.

¿Qué pasa con el resto de menores? Hasta la fecha solo se han realizado anuncios. La ministra de Salud, Ximena Garzón, en una entrevista con este Diario, habló sobre la posibilidad de vacunarlos, pero se deberán tomar en cuenta la evidencia científica y los datos entregados por las proveedoras. No hay más detalles.

En Estados Unidos, sin embargo, en mayo pasado se permitió la inoculación a chicos de entre los 12 y 15 años, con Pfizer. Y en Perú, este grupo etario fue recientemente incorporado y también se le colocará esta vacuna, según Efe.

A Sebastián, Andrés y Carlos les administraron la vacuna de Pfizer y decidieron quedarse en EE.UU. más de 21 días para completar el esquema de inmunización: dos fórmulas, a cada uno. La segunda la recibieron el 28 de junio.

Y su esposa se aplicó la monodosis de Jansen, de Johnson & Johnson. Esto debido a que solo podía quedarse una semana, por su trabajo. Regresó a mediados de junio al país.

Cuando una familia cumple con este proceso en el exterior debe registrarse en el ‘link’ lugarvacunacion.cne.gob.ec; en la parte de actualizar registro. Esto servirá para depurar el padrón de inmunización.

Deberá colocar la fecha de expedición de la cédula, código dactilar y elegir una opción entre administración parcial y completa (una o dos dosis).

En esta opción también pueden colocar sus datos quienes aún no han sido vacunados, por algún motivo en el país. El Consejo Nacional Electoral (CNE) no realiza una distinción entre estos dos ítems, porque se basan en los datos de Salud.

Al lunes 5 de julio hubo 161 115 actualizaciones por estos dos motivos.

Karla, quiteña de 40 años, y su hijo Nicolás, de 20, deberán completar este proceso de registro. El 5 de junio viajaron a EE.UU. Están en Delaware, en el noreste del país.

“El viaje se dio por motivo de vacaciones. Nos quedaremos hasta finales de agosto y no sabemos si cuando lleguemos a Ecuador nos vacunarán, por eso decidimos inocularnos”.

Tres días después de su llegada, el 8 de junio, acudieron a la colocación de la primera fórmula de Pfizer-BioNtech.

Antes de eso ingresaron a una página web para registrarse. Allí colocaron sus datos personales y escogieron el lugar más cercano a su lugar de alojamiento: una farmacia.

El proceso -dice- fue rápido. “Cuando ingresas a la web te dejan escoger la vacuna que quieres aplicarte. Hay tres: Pfizer, Moderna y Jansen”.

A ella y a su hijo les colocaron la de Pfizer. La primera vez tuvieron síntomas leves. Pero, en la segunda dosis aumentó la fiebre, dolor muscular, etc. El malestar duró un par de días.

Karla dice sentirse más tranquila, debido a que ella y su hijo están más protegidos contra la enfermedad. Ella, por ejemplo, padeció cáncer, por lo que la inmunización era algo fundamental. Y, su hijo podrá acudir sin problemas a la universidad a clases presenciales.

Enrique Vivanco, de 44 años, concuerda en que estar vacunado es un alivio, pero mantiene las mismas medidas de bioseguridad en su casa, debido a que sus hijos de cinco años no pueden acceder a la dosis.

Por eso, él y su esposa viajaron el 5 de junio a Miami, para la inoculación. Se quedaron una semana. Su motivación fue que ella labora en una empresa que brinda el servicio de alimentación en un hospital.

Quienes laboran bajo esa modalidad -dice- no han sido inoculados, pese a que han estado en primera línea en la pandemia. “Estamos más tranquilos; pero nos cuidamos”.

Suplementos digitales