Elecciones Ecuador 2023: Tiempo se acorta para votar
¿Cuándo se retoma el Pico y placa en Quito?
El volcán Cotopaxi emite bajo contenido de ceniza es…
OEA ve como "muy preocupante" los asesinatos de cand…
Electores en Cuenca aprovecharon la mañana para sufragar
Votar tomó entre 5 y más de 10 minutos en algunos re…
Donald Trump desmiente que bajo su mandato también h…
Papa Francisco alerta de 'focos de guerra' en Améric…

Expertos de la ONU condenan la intención del Gobierno ruso de prohibir a los Testigos de Jehová

Tres expertos de la ONU en derechos humanos condenaron la intención del Gobierno ruso de prohibir definitivamente las actividades de los Testigos de Jehová mediante una denuncia fundada en la legislación antiextremista vigente.

"Esa denuncia es extremadamente preocupante y no solo amenaza a los Testigos de Jehová, sino en general las libertades individuales en Rusia", denunciaron los relatores de la ONU sobre la libertad de expresión, David Kaye; sobre la libertad de asociación y reunión, Maina Kiai, y sobre la libertad de religión, Ahmed Shaheed.

"La utilización de la legislación contra el extremismo para limitar la libertad de opinión, de expresión, de asociación y a una creencia religiosa únicamente a lo que el Estado aprueba, es ilegal y peligroso", valoraron.

Las autoridades rusas presentaron el caso a mediados de marzo ante la Corte Suprema pidiendo que se declare al Centro Administrativo de los Testigos de Jehová un entidad "extremista", que sea clausurado y que se prohíban definitivamente sus actividades.

Ese centro, que cuenta con alrededor de 170 000 miembros, fue cerrado en primera instancia tras la recepción de la denuncia, con una prohibición inicial de utilizar medios informativos estatales o municipales, de organizar o realizar reuniones o manifestaciones, así como cualquier otro evento público.

La Corte Suprema celebrará una audiencia para abordar este caso y si el dictamen es favorable a las autoridades "será la primera vez que una corte declara una organización religiosa centralizada y registrada como extremista", dijeron los relatores.

Anteriormente, medidas tomadas por las autoridades contra los Testigos de Jehová llevaron a la disolución de varios de sus locales, a allanamientos de los mismos y a la confiscación de textos religiosos.

"Pedimos a las autoridades que retiren la denuncia, en cumplimiento de sus obligaciones bajo las normas internacionales de los derechos humanos, y que se revise la legislación contra el extremismo para evitar abusos de los derechos humanos", concluyeron los expertos.