El CNE aprueba firmas de Yasunidos para convocar a c…
Álvaro Román no aceptará una nominación a la Preside…
20 vehículos remata la Empresa Agua de Quito
Pareja tiñó de azul el agua de una cascada como cele…
Joe Biden ofrece ayuda a Florida frente al huracán Ian
Un hombre se salvó de morir aplastado por un bus, en Quevedo
Lenin Moreno: Recibí una dictadura, y entregué una d…
Corea del Norte lanza dos misiles balísticos al mar de Japón

Erwin Ronquillo: 'USD 330 millones para el combate a la desnutrición crónica infantil en este 2022'

Erwin Ronquillo, secretario de Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil. Foto: cortesía Secretaría Técnica Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil

A un año de haberse incorporado al gobierno de Guillermo Lasso para apoyar a las embarazadas y a la primera infancia, el secretario técnico del plan Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil, Erwin Ronquillo, ha debido organizar una estrategia intersectorial para lograr el combate contra esta problemática de salud.

Los primeros resultados de su gestión ha sido lanzar una encuesta nacional para conocer cómo ha avanzado la desnutrición en el país. Pero a 12 meses al frente de esta Secretaría, todavía hay temas pendientes en su gestión como la entrega del bono de los 1 000 días a las madres gestantes o con menores de dos años.

¿Cuál fue el principal hito durante este primer año de gestión?

El primer hito importante que tuvimos dentro del trabajo de esta Secretaría es que a los 100 días de Gobierno se presentó el Plan Estratégico para la Prevención y Reducción de la Desnutrición Crónica Infantil. Este es un instrumento desarrollado para que podamos reducir la desnutrición en los próximos cinco a diez años. Es un plan que esperamos que se convierta en una política pública que trascienda a los gobiernos de turno y las banderas políticas.

Pero en el Gobierno anterior ya se había creado una acción también enfocada en las embarazadas y en los niños menores de dos años

Lo que se emitió en el Decreto Ejecutivo el 1211, en el 2020, no era un plan, sino una estrategia en la que sí se definían algunos lineamientos generales. Pero esa estrategia no tenía ni financiamiento, ni una hoja de ruta; no era un plan de acción.

El plan que nosotros presentamos justamente toma como un punto de partida esa estrategia y lo que hicimos es determinar, por ejemplo, 28 programas y proyectos que están divididos en tres fases para los próximos cinco y diez años. Uno de los de los programas que se establecieron es la conformación de mesas técnicas intersectoriales en los 221 cantones del país. Estas tienen como propósito de arrancar con un diagnóstico de la situación de cada uno de los cantones. Luego se elabora un plan de acción anual. Parte de estas mesas lo integran los GAD ya que son una parte fundamental en las acciones para abordar la desnutrición crónica infantil en componentes como el agua y el saneamiento, que son sus competencias.

¿Y qué han logrado hacer con el agua para combatir la desnutrición?

La provisión de agua es una competencia de los GAD. Lo que el Gobierno ha puesto a su disposición es un programa de agua y saneamiento por medio del Banco de Desarrollo (BDE). Es la línea 5525: 5,5% de interés a 25 años para proyectos de agua y saneamiento en base a un financiamiento del Banco Europeo de inversiones que le entregó al BDE a través de una línea de USD 100 millones; el Gobierno ha puesto USD 100 millones adicionales.

¿Cómo van a luchar contra la desnutrición cuando se estima cerca de 20 000 nacidos vivos no fueron inscritos en el Registro Civil en el 2020?

El 30 de noviembre se hizo el anuncio del proyecto Infancia con futuro, que tiene como propósito hacer una identificación temprana de madres en estado de gestación y de niños y niñas dentro de los dos primeros años de vida. Así se puede asegurar que reciben sus atenciones aquellos que no están registrados. Gracias a este proyecto vamos a hacer visitas en 330 000 hogares a nivel nacional, en 728 parroquias de 195 cantones en las 23 provincias del Ecuador continental. Esta identificación en territorio la vamos a realizar en conjunto con las universidades. 1 000 brigadistas van a salir a territorio durante los próximos meses para hacer una búsqueda activa tanto de madres en estado de gestación como niños y niñas en sus primeros meses de vida. Luego va a haber una derivación de casos, como los de mujeres gestantes que no están recibiendo las atenciones de salud o de menores a quienes no se estén realizando los controles de crecimiento. También está el programa Creciendo con Nuestros Hijos, en el que educadoras visitan semanalmente los hogares y que dan charlas a las madres sobre nutrición, alimentación, higiene, estimulación temprana y cuidado del agua. En este programa actualmente estamos atendiendo a unos 300 000 niños y niñas y madres gestantes ubicadas en las zonas de mayor vulnerabilidad.

¿Estos brigadistas van a completar los datos de personas que no están en el Registro Social?

Sí. efectivamente. El Registro Social llega a cerca de la mitad de los ecuatorianos y se actualiza más o menos cada dos años. Lo que estas brigadas van a hacer es una búsqueda activa ya que las mujeres se embarazan todos los días y los niños nacen todos los días.

El Gobierno se propuso bajar la desnutrición crónica infantil en al menos 6%, ¿cómo lo logrará en tres años?

Nos encontramos, entre todas las particularidades, que no existía información actualizada. Entonces realizamos la Encuesta Nacional de Desnutrición Infantil, cuyo piloto se inició en febrero en Morona Santiago, y que ya se desplegó a nivel nacional el 23 de abril. Esta encuesta va a entregar, hacia finales de octubre, los resultados nacionales y actualizados. Por otro lado, hoy ya tenemos un presupuesto y se ha destinado USD 330 millones para el combate a la desnutrición crónica infantil en este año. Eso nos va a permitir asegurar los servicios.

¿Pero los fondos serán suficientes para enfrentar esta realidad a largo plazo?

El presidente ha anunciado que la venta del Banco del Pacífico va a permitir crear un fondo que sostenga el combate de la nutrición crónica infantil. La idea de tener un fondo es que a los futuros gobiernos no le pase lo mismo que nos pasó a nosotros, que llegamos y no había un presupuesto blindado para la para la primera infancia y para la nutrición.

¿Cómo logrará esta Secretaría que la empresa privada apoye con más que un vaso de leche?

Recientemente se creó un Consejo Consultivo para la prevención y la reducción de la DCI. Este Consejo tiene la participación de organizaciones de la sociedad civil, del sector privado con un representante del Comité Empresarial Ecuatoriano, de la academia, de los expertos de nutrición. Tiene también la participación de las agencias de cooperación internacional y de representantes de los GAD. Este Consejo tiene una conformación temporal; los actuales participantes están trabajando en las reglas de operación del Consejo permanente y van a presentarlas a la ciudadanía entre junio y julio. El propósito es que los actores del sector privado se involucren en el plan en la ejecución del plan estratégico. Justamente, este combate no lo vamos a ganar con acciones aisladas como entrega de kits de alimentos o de vasos de leche. Lo que tenemos que promover es la lactancia materna.

¿Y cómo va a ser la dinámica del Bono de los 1 000 días?

Los mecanismos están listos y van a ser presentados por el Presidente en las próximas semanas. Es un bono que tiene un componente fijo, que busca asegurar un piso mínimo de protección social para las madres.

También tiene un componente variable, que se será un ahorro mensual que recibirán las mujeres que vayan cumpliendo con su corresponsabilidad, es decir, los controles prenatales, los controles de niño sano, la vacunación, el registro de nacimiento. Este ahorro mensual se va a entregar en tres hitos. El primero cuando el niño se ha registrado; el segundo, en el primer año de nacimiento; el tercero, a su segundo año. Buscamos así incentivar que las madres hagan los controles a tiempo.

Las madres receptoras del bono van a ser afiliadas al servicio de protección social Creciendo con Nuestros Hijos. De esa manera nos aseguramos también de que haya un acompañamiento a la madre en este proceso de utilización del bono. Vamos a priorizar la entrega de estos bonos a las mujeres en estado de gestación.

¿Cuántas madres serán?

Esperamos finalizar este 2022 con un aproximado de 40 000 madres e ir incorporando un número similar cada año. El valor del bono de los 1 000 días entre las partes fijas y variables será de USD 60. La parte fija va a ser de USD 50 y la variable de USD 10 se va a ir acumulando en un ahorro entregado en tres momentos. El bono va a ir dirigido a las madres que están en pobreza y extrema pobreza y que actualmente no están recibiendo ningún otro bono.

HOJA DE VIDA

Erwin Ronquillo es economista y fue el último secretario del Plan Toda Una Vida, la estrategia de ayuda social a grupos vulnerables creada por el anterior gobierno.

El Primer Mandatario le encargó reorganizar esta institución para transformarla en la Secretaría Técnica Ecuador Crece Sin Desnutrición Infantil. Cuenta con más de 20 años de experiencia en gestión de proyectos y procesos de optimización.