Resultados de elecciones 2023, ¿cuándo se conocerán?
Acoso sexual en redes acecha a los jóvenes en Ecuador
Baja exportación de hortalizas frenó el crecimiento …
La atención al adulto mayor implica un alto costo
1 de cada 10 habitantes de calle en Quito adolece de…
Los fuertes oleajes causaron 30 emergencias en Ecuador
Inversión pública de Ecuador en enero de 2023 fue la…
Fuertes incendios en Chile provocan al menos 12 muertos

No hay que temerle al examen del VIH-Sida

Paulina Celi, médico tratante de infectología, durante una charla sobre el miedo social que existe al examen del VIH-sida. Foto: Captura

Paulina Celi, médico tratante de infectología, durante una charla sobre el miedo social que existe al examen del VIH-sida. Foto: Captura

La detección temprana del VIH-Sida puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte de una persona que tiene el virus. Mientras más pronto se trate médicamente, y se asuma hábitos más saludables, su calidad de vida podrá ser mejor.

De ahí la importancia de realizarse el examen de detección y tomar medidas de prevención. Pero, ¿cómo superar ese miedo social que existe al examen de VIH-Sida? ¿Qué opciones tiene la ciudadanía para acceder a exámenes gratuitos?

Esta y otras interrogantes fueron el punto de partida de un diálogo que entablaremos con la médico tratante de infectología Paulina Celi. Ella visitó EL COMERCIO este 1 de diciembre del 2014 para entablar un diálogo, a partir de las 10:30. 

La fecha coincide con Día Mundial de la Lucha contra el Sida. En Ecuador, el Ministerio de Salud Pública calcula que hay 32 465 personas con VIH-Sida. La cifra corresponde al acumulado del periodo 1984 (cuando se presentaron los primeros casos) a septiembre del 2014.

El Estado ha impulsado varios proyectos, planes y estrategias para combatirlo. Con Celi se evaluó la efectividad de estas acciones y los retos pendientes, a la luz del Objetivo del Milenio No. 6, referente al combate al Sida.

Los países que son parte de Naciones Unidas se propusieron cumplir con la meta de: “haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la propagación del VIH-SIDA”, lo que hasta el momento parece lejano para la mayoría de los países.​