Video registró el asesinato de cinco personas en bil…
Adulto mayor prendió fuego a un bebé que dormía con …
Pescador mexicano murió decapitado por un tiburón
Lo que se sabe del ataque armado en Daule
Estas son las vías alternas por los trabajos en la a…
Menor de edad falleció tras choque entre vehículo y …
Cierre de campaña promete más ataques entre candidatos
Un manifestante muere en las protestas antigubername…

Una odisea espacial al corazón de las tinieblas en el filme 'Ad Astra'

Fotograma de la película 'Ad Astra'

Fotograma de la película 'Ad Astra'

Fotograma de la película 'Ad Astra' protagonizada por el actor Brad Pitt. Foto: cortesía 20th Century Fox

Brad Pitt se sale de órbita para emprender una difícil misión a los confines del Sistema Solar en ‘Ad Astra’, una aventura espacial atravesada por un drama existencial.

“Peleamos y la lucha provocó la catástrofe”, dice Pitt interpretando al astronauta Roy McBride. El personaje habla desde un futuro cercano, como proyección y consecuencia de un presente en que la humanidad busca en las estrellas algún rastro de la esperanza y el progreso que no fue capaz de abonar en la Tierra.

Video: Youtube Cuenta: 20th Century Fox LA

El propio McBride es el rostro de la apatía, un hombre ensimismado y solitario, reducido a la funcionalidad de una máquina y casi desprendido de cualquier reacción emocional, con un matrimonio fracasado y un padre que lleva años desaparecido en el espacio.

Sin embargo, unas extrañas descargas cósmicas que ponen en peligro la vida sobre el planeta aparecen como prueba de que Clifford McBride (interpretado por Tommy Lee Jones) sigue vivo, atrincherado en lo más profundo del espacio, mientras su hijo es enviado en su búsqueda con la idea de prevenir una posible catástrofe mundial.

El director James Gray dirige su propia versión de la famosa novela de Joseph Conrad, ‘El corazón de las tinieblas’, donde también hay ecos de otras importantes cintas  como ‘Apocalypse Now’, ‘2001: odisea al espacio’ y ‘Solaris’.

‘Ad Astra’ es una aventura de ciencia ficción espacial pero, al mismo tiempo, un ejercicio de introspección sobre la condición humana y la locura. La película mantiene al espectador suspendido entre la inquietante belleza de las imágenes y la angustia de un viaje, tal vez, sin retorno.