19 de julio de 2020 00:00

Las mitocondrias reparan tejidos

Andrés Caicedo, profesor e investigador de la Escuela de Medicina de la USFQ

Andrés Caicedo, profesor e investigador de la Escuela de Medicina de la USFQ. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Andrea Rodríguez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El daño en los tejidos humanos y animales, afectados por lesiones como cortes y quemaduras, puede ser reparado con una técnica que usa los motores de energía de células sanas llamados mitocondrias. Estas son estructuras que aportan la energía necesaria para llevar a cabo la actividad celular.

Andrés Caicedo, quien lidera esta investigación, cuenta que el estudio de la regeneración de tejidos está basado en ocho años de investigación sobre las mitocondrias como agente terapéutico. Comenta, además, que este trabajo lo comenzó en Francia, durante sus estudios de doctorado, y tiempo después se lo retomó en la Universidad San Francisco de Quito, en el Colegio de Ciencias de la Salud.

En coordinación con las escuelas de Veterinaria y de Medicina, hicieron ensayos sobre el efecto que tendrían las mitocondrias celulares en animales con tejidos afectados, sobre todo, en ratones.

Tras realizar estas pruebas en laboratorio, los investigadores pudieron dar el gran salto a lo que sería una prueba en pacientes veterinarios comunes: perros, gatos, conejos, etc. En estos ensayos preliminares los académicos pudieron observar que las mitocondrias no hacen daño cuando son aplicadas en las heridas quirúrgicas. Por el contrario, resultan muy beneficiosas durante el procedimiento. Los trabajos fueron realizados con el apoyo de la Corporación Ecuatoriana para el Desarrollo de la Investigación y la Academia.

Al explicar cómo funciona este procedimiento, Caicedo precisa que las mitocondrias son los motores celulares. “Es como tomar el motor de una célula en buen estado y pasarlo a células en mal estado, es decir, les damos nueva energía para que la célula realice sus funciones de una mejor manera, una de ellas es regenerar el tejido”. Según advierte, las muestras, en este caso las mitocondrias, son aisladas del propio animal de experimentación o de un donante.

Los investigadores toman las mitocondrias de las células del músculo del animal estudiado, mediante una pequeña biopsia, a través de la cual se obtienen estos orgánulos. Después de extraer las mitocondrias, los científicos hacen un concentrado que es aplicado en las heridas del animal tratado.

De hecho se aplican las mitocondrias a los lados de la herida para conseguir la reestructuración del tejido. En estos ensayos se constató que es un procedimiento seguro.

Fue precisamente este proceso el que les permitió estar entre los 12 finalistas del concurso BrainChile. Se trata de un certamen internacional, a nivel latinoamericano, organizado por la Pontificia Universidad Católica de Chile y el Banco Santander, con el propósito de promover el desarrollo de emprendimientos con base científico-tecnológica desde las universidades y convertirlos en una potencial empresa de la región.

Estos emprendimientos son seleccionados de manera rigurosa en la primera fase del concurso. Participaron 300 equipos de diferentes universidades de Latinoamérica: Colombia, Chile, Perú y Argentina.

De esos fueron seleccionados 35, entre ellos la investigación dirigida por Caicedo y su equipo, integrado por Francisco Cabrera, Ramiro Díaz, Emilia Morales y Verónica Castañeda. Ellos forman parte del grupo denominado CelliXTherapeutics-USFQ.

Como señala Caicedo, luego de la semana de entrenamiento llamada Brain Camp, tuvieron que defender el emprendimiento ante jueces de innovación tecnológica y empresarial de Chile y otras partes de Latinoamérica.

En este momento los científicos están por determinar si es posible la aplicación en otros animales, con el objetivo de generar suficiente evidencia sobre el beneficio que la terapia podría tener potencialmente en los seres humanos. Uno de los actuales objetivos del proyecto es proveer las mitocondrias aisladas de mascotas a los médicos veterinarios, para que las puedan aplicar luego de una operación quirúrgica y así se facilite la reparación del tejido del animal. Caicedo añade que luego de la primera etapa y de haber conseguido estar entre los 12 proyectos finalistas, volverán a Chile a mostrar los avances.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (57)
No (0)