25 de agosto de 2018 00:00

Ukuy Wasi, en Pastaza, oferta su comida y cultura con el turismo comunitario

Los indígenas dan a conocer su vestimenta, tradiciones y su forma de vida en este centro turístico.

Los indígenas dan a conocer su vestimenta, tradiciones y su forma de vida en este centro turístico. Foto: Cortesía Ukuy Wasi

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Fabián Maisanche
Redactor
(F - Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La familia de Vicente Achanga y Clara Chango promueven el turismo comunitario en la comunidad indígena de Ukuy Wasi, en Pastaza.

El emprendimiento de la pareja es apoyado por sus hijas y vecinos de las nacionalidades Kichwa y Achuar desde el 2016. Desde ese año, la pareja decidió exponer a los visitantes su cultura, gastronomía y atractivos que fusiona las dos nacionalidades, que se asientan a 45 minutos de Pastaza.

Achanga cuenta que para mostrar su cultura tienen el apoyo de las operadoras turísticas de Pastaza y de Baños de Agua Santa (Tungurahua).
La necesidad de los aventureros de conocer las nacionalidades de Pastaza los llevó a ser parte de esta alianza.

Los guías son los encargados de llevar a los aventureros a la comuna para que conozcan la vestimenta que utilizan los indígenas. Los reciben con sus coronas de plumas multicolores y vestidos con prendas ceremoniales de color rojo, que lucen los hombres y mujeres.

El atuendo se complementa con collares y aretes elaboradas por las mujeres. Estos son hechos con piedras, semillas, huesos y partes de plantas que se recolectan en la selva.

“Como parte del turismo vivencial les enseñamos a los turistas a elaborar los collares. Además de que adquieran las coloridas cadenas o artesanías en la tienda de la comunidad”, indica Achanga.

Otra de las actividades que realizan las mujeres y niños son las danzas del achiote. Vestidas con faldas de la palmera de la chambira bailan al sonido de los tambores en el centro de la plaza. Esta actividad dura 20 minutos.

En la casa comunal otro grupo de mujeres pintan los rostros de los visitantes con el wituk. Los diseños originales que se plasman con la pintura del fruto amazónico son de las montañas, ríos y animales que habitan en la zona.

La visita se complementa con una caminata por los senderos ecológicos, ribera del río Puyo, el columpio y el centro de rescate de animales silvestres. Los turistas se pueden fotografiar con loros, monos, culebras y otras especies que han sido rescatadas.

Además, conocer las plantas medicinales que utilizan los taitas de la comunidad para los rituales de sanación. “La comunidad recibe voluntarios que se encargan de alimentarlos y ayudarnos en otras actividades como de traductores”, asegura Achanga.

En Ukuy Wasi hay diez cabañas que sirven de alojamiento para 30 personas. El hospedaje cuesta USD 5 y la alimentación USD 4. Entre la comida típica que se oferta están el maito, chicha, chontacuros y otros.

Patricio Garcés, propietario de la Operadora Native Jungle, explica que los visitantes pueden navegar en canoas tradicionales por el río Puyo y conocer otras zonas como los peces gigantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)