Chile supera los 6 000 nuevos casos de covid-19 por …
Incumplimientos continúan en Quito, en medio de la pandemia
Distanciamiento, mascarilla y desinfección para obse…
El 30 de junio terminan los descuentos en el pago de…
El ultraconservador Ebrahim Raisí es el nuevo presid…
Moscú vuelve a registrar otro récord de covid desde …
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
Juanes: ‘En la música no hay barreras’

Sustituyen en Inglaterra estatua racista por la de una manifestante

La obra realizada por Marc Quinn, titulada 'A Surge of Power', (oleada de poder) fue instalada sobre la base donde se encontraba la estatua de Edward Colston, un negrero del siglo XVII. Foto: AFP

La obra realizada por Marc Quinn, titulada 'A Surge of Power', (oleada de poder) fue instalada sobre la base donde se encontraba la estatua de Edward Colston, un negrero del siglo XVII. Foto: AFP

La obra realizada por Marc Quinn, titulada ‘A Surge of Power’, (oleada de poder) fue instalada sobre la base donde se encontraba la estatua de Edward Colston, un negrero del siglo XVII. Foto: AFP

La estatua de una joven afrodescendiente que participó en las manifestaciones del movimiento ‘Black Lives Matter‘, ocupa desde este miércoles 15 de julio del 2020 en Bristol, en Inglaterra, el sitio que tenía la de un traficante de esclavos, y que fue retirada en junio último. 

La escultura realizada por Marc Quinn, titulada ‘A Surge of Power’, (oleada de poder) fue instalada sobre la base donde se encontraba la estatua de Edward Colston, un negrero del siglo XVII,  sin que el ayuntamiento de Bristol lo supiera.

La pieza de acero representa a la manifestante Jen Reid con el puño levantado.

La estatua de Colston había sido derribada a principios de junio, durante manifestaciones del movimiento ‘Black Lives Matter’ tras la muerte, a finales de mayo, de George Floyd, un afroestadounidense asesinado durante un arresto policial.

La escultura realizada por Marc Quinn, titulada ‘A Surge of Power’, (oleada de poder), escultura de Marc Quinn, sorprendió a la ciudadanía de Bristol. Foto: AFP

Reid, presente durante la instalación de la estatua que la representa, juzgó la acción “simplemente increíble” y que permitirá “continuar la revisión” sobre el pasado esclavista del Reino Unido, declaró al diario The Guardian.

Edward Colston
se enriqueció con el tráfico de unos 100 000 esclavos de África Occidental llevados a las colonias inglesas en América entre 1672 y 1689.