Partidos firman pacto de coalición para gobernar Alemania
Imágenes del incendio en cerro Colorado alarman a re…
El Pico y placa se retoma en Quito, tras el feriado
Erupción del volcán Semeru en Indonesia deja 34 muertos
Acusan de abuso sexual a policía que invitaba a un m…
Lasso seguirá de cerca los proyectos estratégicos
Oferta de vuelos domésticos tiene mayor competencia
“Debemos ser más empáticas y solidarias frente a la …

Reguetonero Wisin no quiere que EE.UU. prohíba peleas de gallos en Puerto Rico

El reguetonero puertorriqueño Wisin defendió este 12 de diciembre del 2018 las peleas de gallos, consideradas un deporte nacional en Puerto Rico y que están a la puerta de ser prohibidas por el Congreso de Estados Unidos. Foto:EFE.

El reguetonero puertorriqueño Wisin defendió este 12 de diciembre del 2018 las peleas de gallos, consideradas un deporte nacional en Puerto Rico y que están a la puerta de ser prohibidas por el Congreso de Estados Unidos. Foto:EFE.

El reguetonero puertorriqueño Wisin defendió este 12 de diciembre del 2018 las peleas de gallos, consideradas un deporte nacional en Puerto Rico y que están a la puerta de ser prohibidas por el Congreso de Estados Unidos. Foto:EFE.

El reguetonero puertorriqueño Wisin expresó su defensa hacia las peleas de gallos en la isla, una industria en la que trabajan unas 30.000 personas, y que se prevé que el Congreso de Estados Unidos prohíba en votación hoy (12 de diciembre del 2018).

Wisin sostuvo que su admiración por este considerado deporte nacional del Estado Libre Asociado de EE.UU. proviene de su padre, Luis Morera, otro fiel admirador a estas peleas y juez en una gallera.

“Sí, van a tronchar cerca de 18 000 empleos que produce anualmente este deporte en Puerto Rico, de personas de bajos recursos que se buscan sus habichuelas cuidando sus gallitos, yendo a la gallera, buscándoselas, cuidándole los gallitos al doctor”, expresó hoy en declaraciones.

No obstante, pese a su defensa por los combates, Wisin dijo que si el Congreso estadounidense decide prohibirlas, respetará la decisión.

“Pero si la ley prohíbe las peleas, pues vamos a acatar la ley y no podemos pelear gallos. Esperemos que eso se revoque”, indicó.

“Es un deporte que representa a los puertorriqueños, es algo muy de aquí, como lo es el paso fino, que son deportes que representan al latino y al boricua, así que esperemos que eso se solucione”, señaló.

Ante la posible prohibición, el propio gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, tiene previsto trasladarse a Washington para abogar por mantener activas las peleas de gallos.

La industria de las peleas de gallos en Puerto Rico es un sector económico que genera anualmente cerca de USD 80 millones y da trabajo a unas 30 000 personas, que de perder sus empleos agudizará todavía más la depauperada economía de la isla, sumida en una crisis desde hace una década y que se profundizó por el huracán María.

Se trata de uno de los deportes nacional de los puertorriqueños, una práctica ligada a su cultura que se remonta al siglo XVI con la llegada de los españoles.

Suplementos digitales