Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…
‘Actuación del CNE fue transparente’ dic…
Miembros de mesas de votación podrán cobrar su compensación
Sismo de 4.9 en La Palma, donde volcán permanece activo
Los restos de Álex Quiñónez serán velados en Guayaquil
Masiva minga se activó para limpiar el Centro Histórico
Decretos fijan precio de gasolina; movilizaciones pa…
Un motociclista murió en siniestro de tránsito en la…

Chyno Miranda: de jugador de béisbol a cantante de música urbana

El cantante venezolano Chyno Miranda promociona su carrera como solista tras abandonar el dúo Chyno y Nacho. Foto: cortesía Artist Group.

El cantante venezolano Chyno Miranda promociona su carrera como solista tras abandonar el dúo Chyno y Nacho. Foto: cortesía Artist Group.

Su sueño era jugar al béisbol profesional, pero su vida dio un giro cuando empezó a tomar clases de canto. Lo hizo porque se enamoró a primera vista de una de las chicas de la clase.

Así fue como inició la historia de Chyno Miranda, el músico venezolano que formó parte del dúo Chyno & Nacho. Ahora, el artista promociona su carrera como solista, con el sencillo Quédate conmigo, para el cual contó con la colaboración de Gente de Zona y Wisin.

“Este ha sido un nuevo reto. Pero un artista siempre debe ser versátil”, comentó Chyno a EL COMERCIO, acerca de este cambio de géneros musicales: en el dúo hizo música tropical y con su nuevo tema se volcó a la música urbana.

El video oficial de Quédate conmigo muestra una nueva faceta del artista: la actuación. El clip narra una historia de amor fuera de la galaxia. “Para agosto del próximo año interpretaré un papel cinematográfico. Voy a encarnar a un integrante de una tribu del Caribe; usaré taparrabos y el cabello largo. Ahora me preparo con el acento propio del Caribe”.

Video: YouTube, cuenta: CHYNOMIRANDAVEVO

La mujer que lo llevó por el camino de la música es actualmente su novia. Tienen más de tres años de relación. El sueño del béisbol quedó atrás, pues Chyno fue víctima de un asalto y recibió un disparo en el tobillo, lo cual lo alejó de las canchas.

“Me encanta el bésibol, voy a ver los partidos y a veces juego por pasatiempo. Pero ya no sueño con dedicarme a eso. Es como si Dios me hubiera tenido predestinado el camino de la música”.

Suplementos digitales