Tesoro al descubierto
El apoyo de los padres es clave para la adolescente …
Juan Enrique Quiñónez Schwank: ‘Las escuelas n…
COE cantonales se blindan por Ómicron
Al menos cuatro personas murieron durante una balace…
Consejo de Participación deberá pagar reparación a v…
Diputados de Honduras se enfrentan a golpes en prime…
Un hombre se enfrentó a oso para proteger a sus perros

El marido de la pianista Natalia Strelchenko, culpable de su asesinato

La fiscalía argumentó durante el proceso que Martin se sentía

La fiscalía argumentó durante el proceso que Martin se sentía "celoso" por el éxito de su esposa.

La fiscalía argumentó durante el proceso que John Martin se sentía “celoso” por el éxito de su esposa. Foto Referencial: Flickr

El noruego John Martin, marido y agente de la renombrada pianista de origen ruso Natalia Strelchenko, fue declarado culpable de su asesinato en agosto de 2015 por un tribunal de Manchester (Reino Unido).

Un jurado determinó que el contrabajista de 48 años golpeó y estranguló hasta la muerte a su esposa el día en el que celebraban su segundo aniversario de boda en la vivienda que ambos compartían en el norte de Inglaterra.

La pianista, noruega de origen ruso, murió con 38 años, tras una carrera que la llevó a tocar en algunos de los auditorios más prestigiosos del mundo, como el Wigmore Hall en Londres, el Carnegie Hall de Nueva York y el Franz sischer Dom en Berlín.

Martin, concertista de alto nivel, además de ingeniero informático y matemático, había negado ser el culpable de la muerte de su esposa, que debutó con 12 años con la Orquesta Sinfónica de San Petersburgo.

El músico, que conocerá su sentencia el lunes 21 de marzo, ya pasó 60 días en prisión en 2013, en Noruega, por haber agredido a su mujer en dos ocasiones.

La fiscalía argumentó durante el proceso que Martin se sentía “celoso” por el éxito de su esposa. Strelchenko conoció a Martin cuando se mudó al Reino Unido y mantuvieron durante seis años una relación que su círculo cercano describió en el juicio como tormentosa y desequilibrada.

“Natalia se quejaba de que él la controlaba y era muy celoso. Las cosas empeoraron cuando su carrera despegó, mientras que la de él no lo hizo”, relató el fiscal Robert Hall.

“Discutían habitualmente sobre asuntos financieros. Esas peleas y tensiones llegaban en ocasiones a un nivel muy alto”, detalló.

Suplementos digitales