Familiares buscan a Estefanía Tipanguano, adolescent…
Vías se cierran por conciertos del Festival Quito Vive
‘A pata – siete cruces’ por fiestas de Quito
Se aprueba informe para primer debate de ley de abor…
Ni perros ni gatos, Irán se plantea prohibir las mascotas
OMS anticipa que Ómicron se propagará como pasó con Delta
800 personas sin mascarilla y 500 botellas de licor,…
Macabro crimen de profesor enterrado en cemento estr…

‘Alerta roja’: Netflix estrena su película más costosa

'Alerta roja' presume de una factura de USD 160 millones. Foto: Captura de pantalla

Tres estrellas de Hollywood se reúnen en el filme más caro, hasta el momento, de Netflix: Gal Gadot, Dwayne Johnson y Ryan Reynolds.

La premisa de la historia ya da risa: los tres se embarcan en un viaje por varias partes del mundo en busca de los originales huevos de Cleopatra. La trepidante y divertida trama de ‘Alerta roja’ (‘Red Notice’ en inglés) pone a tres astutos personajes a recuperar las supuestas reliquias del antiguo Egipto, que más parecen unos huevos de Pascua decorados con oro y piedras preciosas.

Johnson da vida a John Hartley, un perfilador del FBI que recibe una alerta roja –la máxima orden de arresto reservada para los criminales más buscados del mundo– por la que debe perseguir a dos expertos ladrones de arte: Nolan Booth (Reynolds) y The Bishop (Gadot).

Video: YouTube / Canal: Netflix Latinoamérica

Cuando el agente está a punto de impedir un nuevo robo, las autoridades lo confunden con otro pícaro más y lo encarcelan en Rusia, de donde solo podrá escapar con la ayuda del personaje interpretado por Reynolds. Para su desgracia, no se soportan.

La nueva producción de Netflix, que está disponible a partir de este viernes 12 de noviembre del 2021 en la plataforma de streaming, presume de una factura de USD 160 millones y ha reunido a Reynolds con Johnson y Gadot, a quienes conocía desde hacía más de 10 años.

“Hemos mantenido el contacto todo este tiempo. Todo lo que se ve en pantalla refleja cómo somos entre nosotros”, aseguró en una entrevista con la agencia Efe.

Gadot había compartido con Reynolds en ‘The Criminal’, y en algunas entregas de la saga de Rápidos y furiosos hizo lo propio con Johnson.

“Fue un trabajo duro con ambos. Es que trabajar con este par de divas (se ríe). Pero si lo tienes que hacer, lo haces. No me puedo quejar”, bromea Gadot en una charla con EL TIEMPO.

“Son unos tipos grandiosos, divertidos, unos compañeros de set muy generosos. Yo había trabajado con ellos en el pasado y somos muy amigos. Así que, para mí, tener la oportunidad de volver a actuar con ellos se sintió muy bien, familiar y cómodo. Y espero, de verdad, volver a compartir con ellos nuevamente”.

En la dirección y guion de ‘Alerta roja‘ estuvo Rawson Marshall Thurber, un experto en acción y comedia con títulos como ‘Un espía y medio’ o ‘Rascacielos: rescate en las alturas’.

“Es muy talentoso y astuto, siento que les dio mucho realismo y amplitud a los personajes en el guion, tuvimos mucho con lo cual jugar”, agrega la actriz, conocida mundialmente por su papel como la Mujer Maravilla.

Antes de su llegada a Netflix, ‘Alerta roja’ tuvo una breve ventana en salas de cine en algunos teatros seleccionados. “Creo que el guion tiene tantos giros y vueltas divertidos que no se pueden anticipar”, comenta Gadot. “De tanto leer guiones, siento que ya sé lo que voy a leer, pero este me sorprendió un par de veces y eso me gustó mucho”.

Sobre su personaje, Gadot comenta que le encantó. “No había hecho algo así antes: The Bishop es descarada, oscura y sarcástica. Ella estaba muy lejana de la superheroína que es la Mujer Maravilla, y para mí fue muy divertido explorar un lado diferente de un personaje”.

Alerta roja‘ fue rodada en Atlanta; aunque la trama transcurre en Roma, Estambul y Rusia, la pandemia de covid -19 no permitió que las filmaciones se realizaran en las locaciones reales; de hecho, tuvieron que parar todo durante seis meses.

“Rodar una aventura de trotamundos en varios estudios de Atlanta no fue fácil y no era el plan inicial, pero lo logramos (…). Tuvimos que construir un castillo Sant Angelo en el parqueadero de Metro Studios; otro estacionamiento sirvió para hacer una réplica de una cárcel rusa… y tampoco fuimos a la selva en Suramérica, así que la construimos con lago incluido”, concluye el director.

Suplementos digitales