Movimiento indígena insistirá en reparación integral…
Huracán Ian toca tierra en Florida; hay inundaciones…
A Quito han llegado 128% más viajeros
Desinterés y reclamos de asambleístas en comparecenc…
Mamas y taitas, sabios de la comunidad que expanden …
Fernando Villavicencio dice que renunciará a la Pres…
Escasas campañas contra la violencia en institucione…
México no está en los planes del sector atunero de Ecuador

Cursos de percusión y danza ancestral afro en Esmeraldas

Las clases se imparten a los niños y jóvenes de la provincia, quienes están de vacaciones por fin de año lectivo. Foto: Cortesía.

Las clases se imparten a los niños y jóvenes de la provincia, quienes están de vacaciones por fin de año lectivo. Foto: Cortesía.

Las clases se imparten a los niños y jóvenes de la provincia, quienes están de vacaciones por fin de año lectivo. Foto: Cortesía.

El próximo 6 de marzo del 2019 empezarán los cursos de marimba, percusión y danza ancestral, dictados por gestores culturales del Conservatorio Musical y de Danza del Municipio de Esmeraldas.

Para esta temporada, los cursos de marimba tienen más demanda en relación con los de guitarra u otras actividades académicas -como informática-, que también son parte de la oferta vacacional para niños de entre 6 a 12 años.

También se dictarán cursos de canto, danza, piano, saxofón, trompeta y trombón. Las jornadas son gratuitas.

Por medio de la danza ancestral y la música tradicional del pueblo afro se busca fortalecer las expresiones culturales. Por eso se enseñará desde el origen de la música patrimonial y sus instrumentos.

Luvis Mina, maestra de danza, asegura que en sus cursos se han conocido a nuevos talentos, y que ahora continúan su formación regular.

Durante un mes los estudiantes aprenderán expresión corporal y coreografías de las danzas tradicionales como la Caderona, Mapalé, Fabriciano, Andarele, Agua Larga y Agua Corta.

Miguel Quiñónez,
de 9 años, se inscribió en percusión. Está emocionado porque aprenderá bombo y cununo. Cuenta que esos instrumentos le agradan por el sonido que emiten.

Durante los cursos se aspira a que al menos 60 niños se instruyan en las diferentes formas de expresión artística, para que así se sumen al fortalecimiento del trabajo que se realiza en las escuelas etnoeducativas de la ciudad. Allí se enseña todo lo referente a los cantos, instrumentos y danza.

Al finalizar los cursos de música ancestral se realizará una presentación con los estudiantes para demostrar lo que aprendieron en marimba, percusión y danza.