Caídas de árboles, inundaciones y siniestros de trán…
Alcalde y Reina de Quito ganan partida inaugural del…
Gobierno evalúa riesgos de nueva variante de coronav…
Conaie dice que no irá a diálogos sin resultados
Director y guía de la cárcel de Guayaquil, despedido…
Animada jornada de compras en Guayaquil por extensió…
Arte y artesanías en los corredores culturales
La formación de un ‘tornado’ sorprendió a Quito

Policía de Tailandia usa ADN para hallar a dueño de boleto de lotería premiado

Todo empezó con la denuncia que interpuso Preesha Kraikruan, un profesor de 50 años que afirmaba haber perdido su boleto de lotería premiado. Pero los USD 770 000 ya habían sido otorgados a Sharoon Wimonpar, un policía jubilado de 62 años.

Todo empezó con la denuncia que interpuso Preesha Kraikruan, un profesor de 50 años que afirmaba haber perdido su boleto de lotería premiado. Pero los USD 770 000 ya habían sido otorgados a Sharoon Wimonpar, un policía jubilado de 62 años.

Todo empezó con la denuncia que interpuso Preesha Kraikruan, un profesor de 50 años que afirmaba haber perdido su boleto de lotería premiado. Pero los USD 770 000 ya habían sido otorgados a Sharoon Wimonpar, un policía jubilado de 62 años. Foto: Pixabay

La policía tailandesa ha recurrido a la verificación de las huellas dactilares y del ADN para resolver el mediático caso de un billete de lotería premiado reclamado por dos personas.

Todo empezó con la denuncia que interpuso Preesha Kraikruan, un profesor de 50 años que afirmaba haber perdido su boleto de lotería premiado. Pero los USD 770 000 ya habían sido otorgados a Sharoon Wimonpar, un policía jubilado de 62 años.

“Esperamos los resultados de los test de ADN que permitirán verificar si la denuncia es admisible”, explicó a la AFP Krissana Sapdet, de la policía de Kanshanaburi, una región del oeste de Tailandia en la que se vendió el boleto.

Según medios locales, el policía jubilado afirma haber comprado los boletos pero no recuerda dónde. La lotería, gestionada por el Gobierno, es una verdadera institución en Tailandia. Es una de las únicas formas posibles de juego de azar en este país del sureste asiático, donde los casinos y las apuestas están prohibidos.

Hay dos sorteos al mes y en este país, muy supersticioso, los números de la suerte y aquellos relacionados con el rey difunto son muy codiciados.

Suplementos digitales